Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Cómo desalar el bacalao

Cómo desalar el bacalao
Consejos para un correcto desalado del bacalao
  • Llena un recipiente con agua fría, coloca el pescado en un colador con la parte de la piel hacia arriba para impedir que la sal se acumule en su piel. Es importante llenar siempre el doble de agua que de bacalao, y ésta debe estar muy fría ya que así evitamos que la carne del bacalao se abra.

 

  • A continuación introduce el colador con los trozos de bacalao en el recipiente lleno de agua y mételo en la nevera.

 

  • Las porciones de bacalao más gruesas deben estar en remojo durante unas 48 horas aproximadamente y las más finas durante menos tiempo. Los filetes se dejarán 12 horas.

 

  • Procura renovar el agua de bacalao dos o tres veces para evitar que el bacalao se marine en su propia sal. Te quedará más suave si en el último cambio sustituyes el agua por la leche entera.

 

  • Puedes comprobar si el bacalao está suficientemente desalado probando un poco el pescado. El grado salinidad también tiene otros factores como la cantidad de agua añadida o el grosor de la carne.

 

  • Una vez desalado, escurrir y se seca sobre un trapo de cocina para que absorba el exceso de agua antes de cocinarlo.

 

Comparte este artículo en...