Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

¿Cómo es mejor lavar mi ropa interior?

¿Cómo es mejor lavar mi ropa interior?

¿Cómo es mejor lavar mi ropa interior?

 

La lencería es un complemento que hay que cuidar con mucho mimo. Muchos conjuntos interiores están fabricados con materiales delicados y, con los lavados, se van desgastando y estropeando. Es importante conservar la lencería adecuadamente ya que está en contacto con nuestras zonas íntimas.

 

Lavado

El lavado debe ser a mano en agua templada y con un jabón neutro especial para prendas delicadas. Durante este proceso no frotes demasiado las prendas. Debes escurrirlas suavemente.

Es importante fijarse en lo que indica la etiqueta, pues nos aporta la información de cómo debe ser su correcto lavado. En el caso que laves tu ropa interior en la lavadora elige el programa delicado o corto. Para evitar cualquier rotura o enganche métela dentro de una bolsa especial para prendas delicadas.

 

 

img articulo

Según la firma de ropa interior Promise, el agua caliente es un gran enemigo de la lencería ya que agranda las prendas y las deforma, acortando su uso. Aunque se crea que el agua  caliente desinfecta no debe, nunca, superar los 30º la temperatura del agua.

Según la marca de detergentes para la ropa Skip, hay que tener en cuenta los adornos de la ropa. Pues en algunos casos son prendas que pueden lavarse normalmente con agua, pero si se lleva adornos delicados o de tejido especial deben lavarse en seco.

 

Blanquear

Hay que tener cuidado con determinados productos blanqueadores ya que pueden quemar los tejidos. Puedes dejar tus prendas 10 minutos con jabón neutro antes de lavar a máquina. Hay que tener también especial cuidado con blanquear prendas de encaje ya que la lejía u otros productos pueden cambiar el color y amarillearlas.

 

img articulo

Secado

Tus braguitas y sujetadores te agradecerán secarse a la sombra. Aunque pueda tardar algo más en secar, Promise asegura que el mejor lugar para conservar la ropa interior es al aire libre sin sol directo ya que desgasta mucho los colores y hace que se pierda elasticidad. De esta manera el color de tu lencería durará mucho más. Promise también nos aconseja evitar la secadora para que la ropa interior no se deteriore. Las altas temperaturas que se crean para conseguir el secado son otro enemigo de las fibras que se utilizan para la ropa íntima.

 

Almacenamiento

Otra de las claves para mantener una ropa interior perfecta es que la ropa interior se guarde en un cajón, separado del resto de la ropa. Así evitarás enganches y roces con otras prendas que las puedan estropear. Además hay que tener en cuenta el doblado de las copas introduciendo una dentro de la otra sin modificar el sentido natural de ésta.

 

Comparte este artículo en...