Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Propiedades nutricionales de la manzana

Propiedades nutricionales de la manzana

 

La manzana tiene una eficaz acción reguladora del intestino y contra las enfermedades como diarrea y estreñimiento por su rico contenido en fibra (insolubles y solubles como la pectina) que podemos encontrar en su piel. Es por ello que se recomienda comer esta fruta con piel. Para las personas diabéticas se recomienda consumir manzanas cocidas o asadas con piel puesto que ayudan a regular el nivel de glucosa en la sangre.

La manzana tiene un alto poder antioxidantes ya que presenta vitamina C y sustancias químicas naturales llamadas polifenoles como quercetina y otros flavonoides. Los antioxidantes de estas sustancias nos protegen contra los agentes oxidantes que nos provocan ciertos alimentos, el alcohol, tabaco, rayos ultravioletas entre otros. Además combaten las inflamaciones, ayuda a regular el sistema circulatorio facilita la eliminación de las toxinas, previene enfermedades cardiovasculares y resulta ideal para la hipertensión. Numerosos estudios también le atribuyen propiedades anticancerígenas.

En lo que refiere a minerales, la manzana es una buena fuente de potasio vital para el funcionamiento de los nervios y músculos.

 

 

Usos culinarios de la manzana

La manzana es un alimento que se usa como fruta  pero también para confituras y compotas por su contenido en pectina [fibra natural que se encuentran en las paredes celulares de frutas y vegetales), recetas de repostería, guarniciones (asadas al horno) e incluso para darle un sabor agridulce a numerosos platos.

Comparte este artículo en...