Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

¿Qué es el enterovirus D68 y cuáles son sus síntomas?

¿Qué es el enterovirus D68 y cuáles son sus síntomas?

 

Los últimos casos de niños infectados por el enterovirus D68 en Cataluña han generado una alarma social ya que algunos de ellos presentan alteraciones neurológicas causadas por este virus.

En 2014 el enterovirus D68 fue el virus que causó más enfermedades respiratorias en los niños de Estados Unidos. En Europa se han identificado casos de infecciones respiratorias con una frecuencia del 2-3%. El primero que se detectó en nuestro país fue en enero de este mismo año, cuando se relacionó una parálisis flácida aguda (PFA) con dicho virus. Si es un virus conocido, ¿por qué hay tanta alarma?

 

¿Qué es el enterovirus?

El enterovirus D68 es una familia de virus que contiene más de 100 serotipos diferentes y que causan diferentes cuadros en las personas, la mayoría de ellos de carácter leve e, incluso, pueden no presentar síntomas.

 

Síntomas

Los síntomas causados por el enterovirus D68 son respiratorios y se parecen mucho a los de una gripe común: fiebre, tos, mocos y dolores musculares entre otros.  No obstante, algunas veces este virus puede afectar el sistema nervioso central y provocar, por ejemplo, meningitis o poliomieltis. Por lo tanto, la alarma social se está generando por haber más casos de afección neurológica de lo habitual.

 

¿A quién afecta?

Generalmente afecta a toda la población, pero los niños y bebés tienen mayor riesgo de contraer una infección por enterovirus ya que su sistema inmune aún no está completamente desarrollado. El adulto puede infectarse, aunque tiene más probabilidad de no tener ningún síntoma.

 

¿Cómo se transmite?

Las infecciones por enterovirus, más comunes durante el verano y el otoño, se transmiten por fecal-oral y respiratoria.

 

Tratamiento

No existe ningún tratamiento para tratar la enfermedad leve causada por el enterovirus D68. Algunos casos, los más graves, sí pueden requerir hospitalización y un tratamiento. Por este motivo, si el pequeño tiene síntomas como debilidad en las piernas, dificultad habla o sensación mareo acudir al médico para que este lo valore.



Medidas para reducir el riesgo de infección

Al ser un virus que se contrae por vía fecal-oral y respiratoria, es muy importante seguir unas medidas higiénicas:

 

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón, especialmente después de cambiar un pañal o después de ir al baño.

  • Evitar contacto cercano con las personas enfermas (besos, abrazos, compartir vasos o cubiertos).

  • Al toser no taparse la boca con la mano, usar un pañuelo de papel.

  • Limpiar y desinfectar los juguetes y las superficies donde haya estado el niño.

  • Los niños deben estar en casa.

Comparte este artículo en...