Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

12 pautas básicas para preparar el ‘Tupper’ de tus hijos

12 pautas básicas para preparar el ‘Tupper’ de tus hijos
Debes separar los alimentos crudos de los cocinados para evitar las contaminaciones cruzadas

Llevar el ‘tupper’ a la escuela es una opción cada vez más habitual entre los niños. Pero, ¿sabes preparar de una forma adecuada la fiambrera de tu hijo? Antes de todo, una de las cosas que debes tener es que si tu pequeño va adoptando unos buenos hábitos alimentarios, en el futuro le será más fácil mantener una vida saludable, además de prevenir la obesidad y cualquier déficit nutritivo.

 

Cómo preparar una fiambrera perfecta

Para preparar una fiambrera hay que seguir las recomendaciones diarias en alimentación para los niños, pero adaptándote a una serie de pautas para garantizar la seguridad alimentaria:

 

  • Planificar un menú semanal, te puedes guiar por el menú escolar del colegio de tu hijo ya que normalmente están preparados por nutricionistas.

  • Usar un recipiente hermético resistente y bolsas isotérmicas para que al transportarlo la cadena de frío no se rompa.

  • Los platos deben ser apetitosos y deben variar en  sabores, olores, formas y consistencias. De esta manera estimulas las ganas de comer de tu hijo.

  • Separar los alimentos crudos de los cocinados para evitar las contaminaciones cruzadas. Por ejemplo, separa la ensalada de un plato de carne que le hayas preparado.

  • Puedes alternar la preparación de plato único con los primeros y segundos. En los  primeros platos puedes cocinar legumbres o pasta, arroz y patatas), en los segundos platos, carne, pescado, huevos, legumbres y una guarnición con verduras o patatas, arroz y pasta. Para los postres siempre se aconseja fruta y puntualmente lácteos. Acompañar la comida con pan.

  • En el caso que prepares platos únicos en la fiambrera debes asegurarte que incluya varios grupos de alimentos dentro de su alimentación.

  • No abusar de los alimentos fritos. Se ablandan y pierden su textura con el paso de las horas. Además desde el punto de vista nutricional se recomienda otras cocciones más saludables como plancha, horno , hervidos, vapor entre otros.

  • Los alimentos cocinados a la plancha se resecan mucho al ser calentados con el microondas. Una opción es cocinarlos con alguna salsa elaborada con tomate u otra verdura. Evitar salsas con alto contenido graso.

 

Durante la preparación de los alimentos

 

  • Cuando prepares algo con huevo asegúrate que esté bien cocido para evitar que crezcan microbios. Por eso debes evitar todas los postres, cremas y salsas caseras preparadas con huevo crudo.

  • Lavar bien todas las verduras y hortalizas.

  • Cocinar bien los alimentos, en especial la carne. Los jugos de este alimento deben ser claros y no rosados. Los jugos claros señalan que la preparación está completamente cocinada.

  • No dejar la comida a  temperatura ambiente durante más de 2 horas.

Comparte este artículo en...