Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Planifica tus compras para ahorrar dinero y ganar salud

Planifica tus compras para ahorrar dinero y ganar salud
¿Nos planificamos correctamente nuestras compras en el supermercado? ¿O bien compramos sin anotar previamente qué es lo que verdaderamente necesitamos? Si nos planificamos lograremos una compra inteligente puesto que habremos ahorrado dinero además de haber ganado salud.

Es importante planificarse los alimentos que se necesitan antes de ir al supermercado. Pues con ello, ahorramos tiempo, dinero y conseguimos un carro con más variedad de alimentos y realmente necesarios para nuestra salud.  

 

Antes de ir al supermercado

 

En esta fase se tiene que elaborar la planificación. Los pasos recomendados son:

 

1. Planificar anticipadamente el menú -diario o semanal- incorporando gran variedad de alimentos y respetando las raciones de la pirámide nutricional.

 

2.  Pensar el número de personas que comerán en casa y qué comidas  se harán en casa.

 

3. Poner atención y comparar precios y calidad en las ofertas de los folletos.

 

4. Revisar la despensa para evitar comprar productos que todavia tengamos en suficiente cantidad.

 

5. Elaborar una lista con los alimentos que compraremos en tres columnas: alimentos frescos, no perecederos y congelados. De esta manera, se da un orden a la compra y se evita pérdidas de calidad en los productos.

 

En el supermercado

 

Una vez en el supermercado y con la planificación de la lista de compra hecha, debemos considerar los otros siguientes consejos:

 

6. Verificar la fecha de consumo preferente o de caducidad de los alimentos.

 

7. Verificar la información nutricional de la etiqueta. Esta información es muy útil a la hora de evaluar entre la calidad de un producto u otro.

 

8. Comprobar que el envase del producto este en buenas condiciones.

 

9. Comenzar la compra por los productos no perecederos, después los frescos, y finalizar por los refrigerados y congelados. Los congelados, que se guardaran en una bolsa isotérmica, se escogen al final para conservar la cadena de frío y prevenir el crecimiento de microorganismos en estos alimentos.

 

10. Atención en el carro: no colocar la carne y el pescado crudo sobre otros productos ya que podrían gotear y contaminarlos. Además, se debe separar los alimentos de los productos tóxicos.

 

Comparte este artículo en...