Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

¿Es malo cocinar con el microondas? Consejos de compra y uso

¿Es malo cocinar con el microondas? Consejos de compra y uso
Tanto las instituciones públicas como diferentes estudios determinan que el microondas no es malo siempre que se respete el modo de uso. Otro aspecto muy importante es el momento de comprarlo pues previamente hay que pensar qué tipo de uso haremos con este electrodoméstico: calentar, descongelar, gratinar o cocinar.

Beneficios del microondas

 

Según el escritor experto en gastronomía Harold McGee, los hornos de microondas son muy adecuados para calentar pequeñas cantidades de comida que se podrían quemar en el fogón, lonchas finas de pescado y casi toda clase de hortalizas, conservando mejor sus nutrientes que si se hirvieran.

 

Los hornos de microondas calientan los alimentos más rápido que otros tipos de cocciones y en profundidad, a través de ondas microondas [ondas electromagnéticas de 300 MHz y 300 GHz en el rango de frecuencias].

Estas ondas penetran en los alimentos una profundidad de unos 2 centímetros aproximadamente atravesando los recipientes no metálicos. El microondas calienta el plato que introducimos  haciendo girar las moléculas de agua de los alimentos de manera que rotan y van chocando con las de su entorno aumentando así su temperatura. Por eso, los alimentos se cocinan de dentro afuera y de manera uniforme.

 

No obstante, un aspecto que preocupa mucho es si estos electrodomésticos dañan los alimentos y si las ondas que emite es perjudicial para la salud.

 

Investigaciones realizadas y expertos desmienten los efectos negativos de este horno tanto en los alimentos como en la salud pues circulan  numerosos rumores negativos. En los estudios realizados no se ha podido demostrar ninguna relación entre los microondas y los efectos que pueda causar en la salud.

 

 

Investigaciones

La OMS (Organización Mundial de la Salud) asegura que los alimentos cocinados en un horno microondas son tan seguros y tienen el mismo valor nutritivo como los alimentos cocinados en un horno convencional. O sea, el alimento cocinado con este electrodoméstico no es radioactivo ni ninguna energía del mismo persiste en la comida después del apagado del microondas.

 

La OMS, que también sigue un programa de investigación por su parte, asegura que estos aparatos son seguros y convenientes para calentar una variedad de alimentos siempre que se sigan las instrucciones del fabricante y se tomen las debidas precauciones.

Son ejemplos de  investigaciones recientes el grupo de científicos de la Universidad de Graz y de un equipo de la Universidad de Extremadura con la investigación de la posible influencia de los campos electromagnéticos emitidos por el microondas en la estructura y la digestión enzimática de las proteínas de los alimentos. En este estudio se concluye que la varianza que se producen en las enzimas de los alimentos a temperaturas superiores a 60 ºC ocurren de la misma manera que cualquier método convencional para calentar los alimentos.

 

La Unión Europea también también tiene presente el estudio de los campos electromagnéticos relacionados con la salud. La Resolución del Parlamento Europeo del 2 de abril de 2009 (2008/2211(INI)) dictaminó que la Comisión debía iniciar un programa ambicioso de compatibilidad electromagnética entre las ondas creadas artificialmente y las emitidas naturalmente por el cuerpo humano para que se pudiera evaluar si en el futuro las microondas tendrían consecuencias negativas para la salud humana.

Precauciones: ante todo la seguridad

 

Las microondas. Según la OMS, el diseño de estos electrodomésticos asegura que las microondas estén contenidas dentro del horno y solo puedan estar presentes cuando el horno está encendido y la puerta está cerrada. Por ello hay que mantener el microondas en buen estado para evitar cualquier fuga.

 

Quemaduras térmicas. Algunas veces el agua hervida de la cocción con el microondas podría no hacer burbujas y, de repente, podría hervir a causa de una sola burbuja en el líquido o por la introducción de un objeto como una cuchara. Además alimentos con superficies no porosas o con cáscaras como las castañas y los huevos podrían explotar debido a que se calientan desigualmente.

 

Alimentos. La microondas no penetran bien en piezas de alimento gruesas lo que conlleva a que se origine una desigual cocción. Este hecho puede afectar en la salud puesto que algunas partes de alimentos no estarían suficientemente calentadas para matar los microorganismos. Así se deberá controlar que el calor del plato cocinado se distribuya totalmente.

 

La cocción con microondas

 

McGee nos da una serie de consejos al usar este aparato:

  • No introducir en el microondas envoltorios de plásticos ni recipientes de comida para llevar ya que puede desprender sustancias químicas en la comida.
  • No introducir utensilios metálicos en el microondas ya que transforman las microondas en corrientes eléctricas.
  • Usar la alta potencia con cuidado y comprobar con frecuencia el progreso del cocinado. Usar una alta potencia sin controlar puede originar que ciertos alimentos como los frutos secos se quemen en su interior; una explosión de la mantequilla que se derrite cuando el agua que separa la grasa hierve; o bien una explosión de una taza de agua cuando se ha calentado por encima del punto de ebullición sin burbujear.
  • Usar potencia baja para calentar delicadamente ciertos alimentos. Por ejemplo,  a la hora de tostar frutos secos, especias o recalentar el café sin que pierda su aroma.
  • Alargar tiempo de cocción si hay grandes cantidades de comida.

 

Además de todos estos consejos es importante dejar reposar la comida entre 3 y 5 minutos después de la cocción ya que las moléculas del alimento continúan su proceso durante un tiempo.

 

img articulo

Valorar qué uso haremos del microondas antes de comprar

 

Antes de comprar un microondas debemos tener en cuenta qué uso o qué tipo de cocción haremos con este electrodoméstico.  Aunque hoy día estos aparatos, ante el auge tecnológico que estamos viviendo, incorporan nuevas y sotisficadas funciones, no debemos perder de vista la eficacia que un microondas nos debe proporcionar ante nuestras necesidades. La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) asegura que en general los sencillos son los más eficientes. En el mercado disponemos de tres tipos de microondas según sus funcionalidades:

 

Los microondas básicos nos sirven para calentar, descongelar y cocinar  alimentos. Son los mas economicos del mercado.

Los microondas con grill permite la descongelación y también combinar la descongelación y el cocinado de los platos. Es decir, además de calentar y descongelar, este tipo de microondas tiene las características de cocinar, asar, dorar y gratinar los alimentos.

Y los microondas con convección permiten un tipo de cocinado con corrientes de aire caliente que se combina con la función de microondas. Este tipo de aparatos permiten hacer programas de cocinado largo e incluso recetas de repostería

 

La hora de elegir un microondas

 

Según la OCU, a la hora de elegir un horno microondas es importante determinar la capacidad real del horno. Lo que se debe considerar, según la organización, es la eficiencia, la seguridad, el diseño y la posibilidad de quitar el plato giratorio.

 

La OCU ha hecho un análisis de los distintos modelos de microondas entre diferentes marcas de electrodomésticos del mercado. Entre estos factores se encuentra el precio, la relación entre la capacidad y dimensiones, capacidad para descongelar y congelar, calidad y detalle de las instrucciones, adecuación a los diferentes tipos de alimentos y de cocinado que se anuncian, y la seguridad eléctrica y térmica. Puedes consultar esta información accediendo a su web.

 

Comparte este artículo en...