Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Consejos para la limpieza y el cuidado de los sofás de piel sintética

Consejos para la limpieza y el cuidado de los sofás de piel sintética

La piel sintética o polipiel es un material compuesto por fibras de poliéster recubierto de poliamida o pvc. Este tipo de piel es un compuesto duro, resistente a la humedad y que consigue una apariencia muy similar a la de los sofás de piel natural o cuero. Como características  principales podemos destacar que resisten bien a la abrasión, los arañazos y tienen una gran elasticidad. Pese a que no sean de piel natural, actualmente se están consiguiendo sofás de gran elegancia y resistencia a un precio muy asequible.

 

Existen diversos tipos de polipiel. Por ejemplo, los de imitación de cuero de fácil lavado, mantenimiento y muy resistentes. La polipiel metalizada y la labrada que le dan un toque moderno a tu hogar; o la elástica,tejido muy usado para los complementos de moda.

 

Cuidado general

Es importante mantener la piel sintética siempre limpia para eliminar la acumulación de polvo. Es por este motivo que debes pasar frecuentemente un aspirador o un trapo suave y liso sin presionar excesivamente. Es recomendable usar  una bayeta de microfibras humedecida en agua al menos una vez por semana.

 

Manchas

Para quitar las  manchas usar un paño húmedo en agua templada y jabón neutro. Para manchas difíciles, como la tinta de los bolígrafos o tomate, utilizar un detergente con ph neutro pero nunca lejía. También podemos usar una mezcla de algodón con leche desmaquillante o vinagre blanco

 

Precauciones y conservación

Para su correcta conservación intentar no exponerlo al sol para evitar su decoloración, ni meter las fundas en la secadora. Otro aspecto muy importante a la hora de limpiar este tipo de piel es no frotar la piel con fuerza y evitar el uso de esponjas abrasivas y productos químicos con cloro, alcohol o amoníaco, lejía limpiacristales o ceras.

 

Una vez tengas el sofá limpio secar muy bien para evitar manchas indeseadas o grietas. No obstante

 

Comparte este artículo en...