Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Cómo limpiar y dar brillo a las encimeras de la cocina

Cómo limpiar y dar brillo a las encimeras de la cocina
Una manera de asegurar una higiene óptima y garantizar el mantenimiento de estas superficies

La cocina es un lugar de la casa donde más se concentra la suciedad y los microorganismos debido a los restos de comida. Un lugar donde más acumulan estos microbios son las encimeras, un tipo de mueble que debemos mantener limpio con el fin de asegurar una higiene óptima y para mantenerlos en perfecto estado.

Dependiendo del material con el que está fabricado limpiaremos la encimera con el cuidado que requiere. A continuación te detallamos la limpieza por cada tipo de encimera.

 

Encimeras de mármol

El mármol es un material muy delicado ya que es una piedra muy porosa. Para limpiarla usar una lavavajillas y agua caliente. Antes de nada, vaciar la encimera y quitar todos los restos de comida que hayan quedado con una esponja mojada con agua y jabón.

A continuación pulverizar la encimera con un limpiador multiusos y pasar la esponja húmeda para eliminarlo. Para evitar ralladuras, el secado debe ser con una bayeta de microfibra. Este último proceso es muy eficaz para dar brillo al mármol ya que éste es un material que pierde brillo con facilidad.

 

Encimeras de granito

El granito es un tipo de material muy habitual en los hogares ya que es muy resistente. Se aconseja no usar productos para abrasivos para pulir el granito. Limpiar este tipo de encimera con agua y jabón con una esponja, y aclarar con una bayeta de microfibra para conseguir un brillo perfecto.

 

Encimeras de acero inoxidable

Nunca limpiar este tipo de encimeras con productos abrasivos ni estropajos metálicos ya que perderán su brillo. Limpialas con jabón y una bayeta suave de algodón. Secar enseguida para que no queden marcas. Si te han quedado manchas persistentes puedes utilizar aceite de oliva en un paño y frotar suavemente.

 

Encimeras de madera

Es un material muy delicado por lo que se debe estar atento con su mantenimiento. Para evitar que se fije o acumule la suciedad hay que tenerla siempre limpia con agua y jabón y secarla muy bien.

 

Encimeras de cuarzo 

Este tipo de encimeras son muy resistentes ya que son muy poco porosas. Por ello se recomienda lavar estas encimeras con una bayeta húmeda con jabón. Las encimeras Silestone se pueden limpiar más profundamente con unos productos que hay específicos. Si deseas eliminar las manchas más profundas  puedes hacerlo con un estropajo de plástico y un poco de lavavajillas.  Sin embargo debes tener cuidado a la hora de usar determinados productos ya que pueden perder su brillo. Si es el caso, usa un producto multiusos para muebles y volverá a relucir.

 

Comparte este artículo en...