Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Cómo limpiar un horno muy sucio

Cómo limpiar un horno muy sucio
Consejos para mantenerlo limpio y desincrustar la suciedad adherida

Normalmente es una de las zonas de la cocina que más dejamos de lado, pero es recomendable limpiarlo bien cada vez que lo usamos. Hablamos del horno, un aparato que usamos para cocinar todo tipo de alimentos y donde también se acumula mucha suciedad. Si lo vamos dejando y no lo limpiamos los restos de grasa y comida quemada se adhieren tanto que resultan muy difíciles de eliminar.

Por este motivo es recomendable limpiar el horno después de cada uso ya sea carnes, pescado, repostería entre otros. Simplemente deberás coger un estropajo y un detergente de lavavajillas para mantenerlo siempre limpio. Retira las migas o comida del interior del horno con una esponja suave mojada con agua jabonosa.

 

En el caso de un horno muy sucio deberás hacer una limpieza más profunda.

 

Cómo limpiar el horno a fondo

  • Eliminar la suciedad más visible como las migas u otros restos de comida de anteriores preparaciones. Primero hay que quitar las bandejas del horno. Acto seguido coger un estropajo enjuagado y limpiar las paredes y los rincones con agua y detergente. Después retirar los restos de jabón con una bayeta mojada.

  • Bandejas y rejillas de horno: retira la bandeja o rejilla del horno y sumérgelas en el fregadero lleno de agua con jabón para el lavavajillas. En el caso de que solo quepa una parte de la bandeja, sumerge una mitad y, cuando hayan pasado unos minutos; gírala para dejar la otra parte también en remojo. A continuación  eliminar la grasa y la comida quemada de la parte que ha estado en remojo con un estropajo metálico. Dar la vuelta a la bandeja y repetir el proceso con la otra mitad. Enjuagar y dejar secar antes de introducirlas de nuevo en el horno.

  • Limpiar con profundidad con productos especiales para el horno o usando productos naturales. Para limpiar con productos naturales, necesitarás hacer una mezcla pastosa con bicarbonato de sodio y agua y extenderla con un paño de cocina por todas las superficies del interior del horno, en especial en aquellas zonas más sucias. También debes extenderla por la puerta de cristal. Dejar actuar varias horas o incluso toda la noche. Cuando haya transcurrido este tiempo retirar la pasta con una esponja mojada con agua tibia o incluso con un paño empapado de vinagre. Repetir este proceso hasta eliminar por completo el bicarbonato.  

  • En el caso que uses debes protegerte bien ya la mayoría son productos corrosivos por contener sosa caústica. Para ello usa guantes, mascarillas protectoras y ventila bien la zona mientras limpias. También debes proteger el suelo con papel de periódico ya que estos productos pueden dañarlos. Rocía el producto por las paredes y el interior del horno y deja actuar según las indicaciones del fabricante, es importante leer bien las instrucciones. A continuación con un estropajo metálico mojado en agua caliente frota las zonas donde la suciedad está más adherida. Para asegurarte que has eliminado totalmente el producto limpiahornos pasar un paño mojado con agua tibia y repetir las veces que sea necesario.

  • Finalmente limpiar la puerta y el cristal del horno. Para evitar rayarlo usa una esponja suave y después papel de cocina para eliminar los restos del limpiador.

  • En el caso que hayas usado productos de limpieza debes eliminar los vapores tóxicos. Para ello enciende el horno a 50ºC y  dejarlo encendido durante unos 10 minutos. Para acabar, apagarlo y dejar la puerta abierta durante al menos 1 hora para que el electrodoméstico se airee.

 

Artículos relacionados

Los productos de limpieza que no deberías usar en el hogar

5 recetas de salados y crujientes sin horno

Recetas al horno

Recetas de carne al horno

Recetas de pescado al horno

Recetas de verduras al horno

Recetas de repostería

 

 

 

 

Comparte este artículo en...