Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

14 pautas para usar correctamente el frigorífico

14 pautas para usar correctamente el frigorífico

Tal y como apuntábamos en el artículo ¿Durante cuánto tiempo puedo guardar los alimentos en la nevera?, un correcto almacenamiento de los alimentos evita intoxicaciones y retarda el deterioro de los mismos. Además de saber organizar los productos también es necesario un buen funcionamiento del frigorífico. Por ello te aconsejamos las siguientes pautas:

 

  • Comprobar con regularidad la temperatura del frigorífico y congelador con un termómetro.

  • Descongelar y limpiar el frigorífico una vez al mes para eliminar malos olores y restos de comida.

  • Evitar que se forme hielo en la nevera.

  • Mantener el congelador por debajo de -18ºC y el frigorífico  a menos de 5ºC.

  • Abrir las puertas con la menor frecuencia posible ya que alteraría la temperatura de la nevera y congelador.

  • No apilar los alimentos para permitir que circule el aire entre ellos y se conserven correctamente.

  • Guardar la comida preparada bien tapada herméticamente para evitar que los olores entren en contacto entre alimentos y el aire y las paredes del frigorífico.

  • Tener más visible y cerca los alimentos de consumo más preferente o con la fecha de caducidad más próxima.

  • Si has abierto un producto envasado en una lata conserva los restos en un recipiente hermético. Los productos envasados con plásticos los debes cerrar con pinzas o plásticos y colocar una etiqueta con la fecha de apertura.

  • Evitar que el aire entre dentro de los recipientes usando envases lo más pequeños que tengas o envoltorios que se ajusten a todo el tamaño del alimento.

  • Antes de abrir un envase que contenga especias secas, granos o hierbas, dejar que éste adquiera la temperatura ambiente ya que puede estropear el sabor de los alimentos al originarse un proceso de condensación.

  • Descongelar los alimentos en el frigorífico, microondas con la función descongelar o en agua con hielo. Nunca a temperatura ambiente para evitar el desarrollo de microbios y pérdida de nutrientes.

  • Dejar enfriar los platos cocinados antes de introducirlos en el frigorífico.  

  • Evitar que los alimentos toquen la pared del fondo de la nevera.

Comparte este artículo en...