Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

La diabetes gestacional: causas y tratamiento

La diabetes gestacional: causas y tratamiento

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes (nivel alto de azúcar en la sangre) que se produce normalmente tras las 20 primeras semanas de gestación.

 

Causas

La diabetes gestacional se origina cuando el páncreas no puede fabricar más insulina, una hormona que ayuda a equilibrar los niveles de azúcar en la sangre. Durante el embarazo se produce una alteración hormonal que provoca que la acción de la insulina no sea tan efectiva. Es en este momento que el cuerpo necesita más insulina y el páncreas no puede crear más cantidad, lo que causa un desequilibrio de azúcar en la sangre.

 

Factores de riesgo

Según el centro hospitalario Salud de la mujer Dexeus los factores de riesgo para sufrir la diabetes gestacional son:

  • Tener más de 35 años.

  • Tener un hijo que nació con un peso superior a 4.000 gramos (macrosoma) o con alguna enfermedad congénita.

  • Antecedentes de muertes fetales sin causa conocida.

  • Diabetes gestacional en otro embarazo.

  • Antecedentes familiares con diabetes Mellitus o diabetes gestacional.

  • Obesidad o peso superior a 90 kilogramos antes del embarazo.

Síntomas

No es habitual que se presenten síntomas. Por eso,  este tipo de alteración se diagnostica con una exploración rutinaria del embarazo. En el caso que sí se presenten, los más comunes son:

 

  • Incremento de la micción.

  • Náuseas y vómitos.

  • Visión borrosa.

  • Cansancio.

  • Aumento de la sed.

  • Pérdida de peso aunque se haya aumentado el apetito.

  • Infecciones frecuentes (en especial vejiga, vagina y piel).

img articulo

Tratamiento y recomendaciones

El tratamiento de la diabetes gestacional consiste en mantener los niveles de azúcar en la sangre y controlar que el feto está sano. El equipo de Inatal aconseja unas pautas en la dieta en el caso que se diagnostique este tipo de diabetes:

 

  • Eliminar de la dieta todos los hidratos de carbono simples como azúcar, dulces, caramelos, membrillo, helados y bebidas azucaradas.

  • Incluir los hidratos de carbono complejos o de absorción lenta respetando las dosis recomendadas en una dieta: 15-20% de proteínas, 30% de grasas, 50-55% de carbohidratos de absorción lenta.

  • Realizar  4 comidas con 2 colaciones (yogur o fruta que se ingerirá entre el desayuno y almuerzo, o después de la cena). De esta manera, se evita niveles bajos de azúcar mientras se está en ayunas, o un nivel alto después de comer.

Además de estas pauta hay que realizar actividad física y seguir las recomendaciones de tu especialista.

 

Pronóstico

Normalmente las mujeres gestantes consiguen equilibrar los niveles de azúcar en la sangre, pero tienen un mayor riesgo de padecer hipertensión arterial. Tras el parto  los niveles de azúcar en la sangre vuelven a la normalidad, pero hay que controlarse ya que la diabetes puede aparecer unos años más tarde. Los bebés suelen nacer un poco más grandes de lo normal y, durante los primeros días, pueden presentar un nivel  bajo de azúcar en la sangre.

Comparte este artículo en...