Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Estoy embarazada y tengo gripe: ¿qué debo hacer para tratarla?

Estoy embarazada y tengo gripe: ¿qué debo hacer para tratarla?
La vacunación es una de las medidas mas recomendables ya que protege tanto a la madre como al bebé durante los primeros meses de vida

El embarazo es una etapa más difícil para combatir las infecciones. Por ello, si estas embarazada hay más posibilidades de sufrir una gripe o cualquier enfermedad.


Cuando una embarazada contrae la gripe hay un riesgo más elevado de que presente complicaciones, en especial episodios cardiorespiratorios, tal y como señalan en un documento de consenso la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia y el Grupo de Estudio de la Gripe. No obstante, aunque es más arriesgado tener gripe cuando se está embarazada, esta afección no causa efectos directos sobre el feto, según afirma el Equipo de Investigación en Medicina Fetal del Hospital Clínic de Barcelona.

 

La gripe es una enfermedad infecciosa aguda de las vías respiratorias y está causada por un virus gripal. Los síntomas para todas las personas son:

 

  • Fiebre de 37.5º o más y dolores musculares.

  • Escalofríos

  • Dolor de garganta y cabeza.

  • Rinorrea

  • Tos intensa

 

Cómo tratar la gripe durante el embarazo

No tomes medicamentos y acude al médico para que te trate adecuadamente. Tanto la OMS como las autoridades y organismos oficiales españoles recomiendan la vacunación ya que es segura. Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (S.E.G.O.), la vacunación de la embarazada disminuye el riesgo y las complicaciones que el virus ocasiona, y protege tanto a la gestante como al recién nacido durante los primeros meses. La vacuna de la gripe inyectable es segura en cualquier trimestre.

 

Cómo evitar la gripe

Existen algunas medidas para prevenir o contagiar el virus de la gripe:

 

  • No tocar pañuelos usados.

  • No tocarse los ojos ni la nariz.

  • Evitar compartir cualquier utensilio y alimentos con otras personas.

  • Lavarse las manos continuamente, en especial después de haber tosido.

  • Después de cada tosido o estornudo cubrirse la boca con un pañuelo de papel.

Ante cualquier duda consultar siempre al médico, sobre todo si hay dificultad respiratora, dolores en el pecho o vómitos continuos.

Comparte este artículo en...