Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Recupera tu flora para evitar infecciones vaginales

Recupera tu flora para evitar infecciones vaginales
La alteración bacteriana de esta zona puede causar vulvovaginitis o vaginosis bacteriana

La flora vaginal es un conjunto de 15 especies bacterianas que habitan en esta zona y que la protegen de posibles infecciones. Entre estas bacterias destacan los Lactobacillus que fabrican ácido láctico y contribuyen a mantener el equilibrio de la flora así como a la producción del pH de la vagina.

 

Qué causa la destrucción de la flora vaginal

 

La edad, la fase de ciclo menstrual, la actividad sexual, embarazo, el estrés. el uso de métodos anticonceptivos, ropa interior sintética o ajustada, un uso excesivo de antibióticos o determinados productos higiénicos pueden desequilibrar la flora vaginal.

 

Infecciones causadas por el desequilibrio de la flora vaginal

La alteración de la flora vaginal puede causar diferentes tipos de infecciones o problemas vaginales. Algunas de las infecciones más comunes son la vulvovaginitis o vaginosis bacteriana.

 

La vulvovaginitis es una inflamación de la vulva y la vagina que puede afectar a las mujeres de cualquier edad. La causa más común de esta afección es el hongo Candida albicans. Según los expertos de Laboratorios Cinfa las mujeres con vulvovaginitis pueden presentar eritema, edema inflamatorio de piel y mucosas y aumento de secreción vaginal, en ocasiones maloliente. También se puede sentir prurito, escozor o dolor (vulvodinia).

La vaginosis bacteriana es un tipo de infección que se produce cuando hay una proliferación de bacterias dañinas. Los síntomas pueden ser flujo vaginal gris y poco espeso con olor desagradable. También puede ocasionar un flujo vaginal abundante con una tonalidad más amarillenta, y sentir un ardor al orinar.

Prevención

Si notas los síntomas antes mencionados, acude al médico para que te diagnostique y te recomiende el tratamiento más adecuado.

Existen tratamientos varios coadyuvantes. Uno de ellos son los probióticos, unos microorganismos vivos que se recomiendan después de la toma de antibióticos para evitar la recurrencia de las infecciones. Ns Femibiotic de laboratorios Cinfa acaba de lanzar un probiótico que ayuda a mantener y a reequilibrar la flora de la vagina ya que contiene algunas de las cepas bacterianas con mayor presencia en esta zona: Lactobacillus crispatus, Lactobacillus brevis y Lactobacillus gasseri.

 

img articulo

Ns Femibiotic de laboratorios Cinfa

 

Según la revista de salud Medline Plus algunos consejos para prevenir las infecciones son:

  • Mantener la zona limpia y seca.

  • Usar bragas de algodón y no tejidos sintéticos. Con el algodón se incrementa el flujo de aire y disminuye la acumulación de humedad.

  • Evitar las duchas vaginales ya que pueden eliminar las bacterias de la flora vaginal.

  • Evitar uso de aerosoles y otros productos para la higiene de esta zona.

  • Usar ropa holgada para que llegue más aire a la zona vaginal.

  • Limpiarse la zona desde delante hacia atrás.

  • Después de usar el baño limpiarse bien.

  • Mantener relaciones sexuales con preservativos para evitar transmitir la infección.

Comparte este artículo en...