Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

¿Qué remedio hay contra el estreñimiento?

¿Qué remedio hay contra el estreñimiento?

El estreñimiento es un síntoma que afecta entre el 12 y 20% de la población del país. No se trata como una enfermedad sino que se define como el hecho de hacer menos de tres deposiciones semanales. Las heces suelen ser duras y secas.

 

Así pues, hablamos de una afección muy frecuente en personas de 65 años y la padecen más mujeres que hombres. No obstante, también puede darse en cualquier edad, ya sea niños como adultos.

 

Causas del estreñimiento

Las ritmos del intestino son diferentes por cada persona, por eso las deposiciones normales son diferentes para estas. No obstante la frecuencia deposicional varía entre tres veces al día hasta tres veces por semana siempre que las heces sean normales. Una frecuencia semanal inferior se considera estreñimiento.

Cuando el estreñimiento dura más de tres meses este es un problema crónico, pero cuando es un problema puntual, hablamos de estreñimiento ocasional.

Según la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) este problema puede ser causado por:

 

  • Dieta inadecuada

  • Falta de ejercicio físico diario

  • Algunas enfermedades como diabetes mellitus, insuficiencia renal crónica, hipotiroidismo o anorexia nerviosa, diverticulosis de colon, cáncer de colon o recto, hemorroides externas o síndrome del intestino irritable.

  • Obesidad (limita la capacidad de movimiento)

  • Ciertos medicamentos como antiinflamatorios, antitusivos, sedantes, antidepresivos tricíclicos, antihipertensivos o diuréticos.

  • Reprimir las ganas de defecar

 

Las claves para prevenir el estreñimiento

El estreñimiento causado por una mala alimentación o hábitos poco saludables se puede prevenir con unas pautas básicas. Una alimentación adecuada, un control con el peso, ir al baño cuando toca y el ejercicio físico serán las bases para evitar esta afección. Ten en cuenta que no existe un tratamiento milagro, el remedio es a largo plazo pero eficaz una vez se ha conseguido eliminar este problema. Te detallamos una pauta para combatir el estreñimiento:

 

  • Planifica un horario adecuado para la evacuación. Después del desayuno o comida por ejemplo.

  • No reprimir las ganas de ir al baño de manera reiterada ya que ya que bloquea el reflejo de la defecación.

  • Ambiente adecuado, tranquilo y cómodo. Cuando vayas al baño intenta tener una postura que te facilite la evacuación.


Alimentación

Es fundamental estar tranquilo a la hora de comer y masticar bien. Para mantener una alimentación que combata el estreñimiento hay que tomar diariamente fibra. La puedes encontrar en los cereales integrales, verduras, hortalizas, legumbres, purés de legumbres y frutas como fresas, frambuesas, naranjas, plátano, higos; y frutos secos (nueces, avellanas y almendras).  Es importante el consumo de probióticos (alimentos con bacterias vivas como yogur y ciertos quesos) ya que fortalecen la flora intestinal.  Otra de las recomendaciones de la FEAD para seguir una dieta adecuada son las cocciones saludables como la plancha o hervidos.

Otra norma es hidratarse bebiendo entre 1,5 y 2,5 litros de agua al día. Por el contrario hay que evitar la bollería, los dulces, grasas animales y limitar los productos procesados. También dejar de fumar y no consumir alcohol diariamente.

 

  • Un desayuno completo con un aporte de fibra, como cereales integrales; proteínas, como huevo, jamón o yogur; y una gran cantidad de líquidos (pueden ser leche, agua, zumos).

  • Las comidas deben incluir platos de ensalada, de cuchara como cremas, guisados de legumbres; y un segundo plato de pescado o carne cocinado de manera saludable (plancha, hervido, horno). De postre consumir fruta.

  • La cena debe ser temprana (antes de las 20.00 si puede ser) ya que se retrasa el vaciamiento del estómago y enlentece el tránsito intestinal. Este debe incluir proteínas como pescado, carne, jamón o huevo con verduras. De postre yogur o fruta.

 

Los expertos advierten que no hay que automedicarse nunca y acudir al médico cuando aparece este problema ya que deberá valorar tu caso concreto. Otro aspecto a tener en cuenta es el uso de laxantes, que pueden irritar la mucosa intestinal y su toma excesiva puede crear dependencia.

Comparte este artículo en...