Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Los 6 peligros de vestir ropa muy ajustada

Los 6 peligros de vestir ropa muy ajustada

Normalmente no lo asociamos como la causa de enfermedades y problemas de salud. Si observamos a nuestro alrededor cada vez es más habitual ver a personas con ropa muy ajustada. Muchos expertos advierten lo perjudicial que resulta para el organismo, ya que afecta a varias zonas del mismo.

 

La ropa ajustada y los problemas de salud

Hablamos de ropa ajustada cuando las prendas nos impiden movernos con libertad y, cuando al desnudarnos, nos deja marcas en la piel. Por este motivo es importante que las piezas de ropa interior y exterior sean cómodas y faciliten el movimiento. “Todo está en no cometer excesos y de vez en cuando intercalar y dar descanso al cuerpo, dejar en casa que el cuerpo se oxigene”, asegura José Santos, secretario general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid. A continuación te detallamos qué peligros puede conllevar vestir con ropa muy ajustada.

 

1. Enfermedades cardiovasculares

Este tipo de prendas perjudican la circulación sanguínea venosa y facilitan la aparición de trombos e infartos pulmonares. En especial hay que vigilar con la ropa pesada como los tejanos, ya que son materiales que dificultan la circulación sanguínea venosa, provocando dificultad en el retorno de la sangre venosa y aumento de edemas. Esto es lo que provoca, según la Fundación del Española del Corazón, la aparición de trombos venosos, en especial en las piernas, que pueden soltarse y producir infartos pulmonares.  

 

2. Retención de líquidos y de toxinas favoreciendo la aparición de celulitis y de depósitos de grasa en algunas zonas del cuerpo.

 

3. Dificulta la digestión o favorece el reflujo gastroesofágico ya que la cintura del pantalón puede presionar la zona abdominal y perjudicar el funcionamiento del esfínter esofágico.

 

4. Dificultad respiratoria ya que la parrilla costal no se puede expandir correctamente y, por lo tanto los órganos no pueden realizar sus funciones.

 

5. Problemas ginecológicos.

Las prendas demasiado apretadas pueden rozar la piel y, una excesiva falta de transpiración, puede ocasionar problemas como hongos o candidiasis en la mujer. En el caso de los hombres, las prendas ceñidas pueden comportar una mala calidad o puede alterar la cantidad de espermatozoides. También pueden aparecer o perjudicar las hemorroides.

 

6. Problemas musculares

Llevar ropa muy ajustada también puede provocar problemas musculares ya sea en mujeres u hombres. En el caso de las mujeres, si llevan pantalones muy entallados pueden comprimir los nervios del muslo y causar hinchazón o dolor. Hay que añadir que si se eligen los sujetadores más pequeños estos pueden provocar problemas en el hombro o en la  zona cervical ya que los tirantes deben soportar mucho peso.

En los hombres una talla del cuello de la camisa errónea puede causar una disminución de la circulación sanguínea hacia la cabeza, lo que puede provocar dolores cervicales o cefaleas. Santos recomienda elegir bien la talla de cuello, descansar la zona y realizar ejercicios que ayuden a aumentar la circulación sanguínea (caminar, hacer estiramientos o cambios de postura).

 

Además, este tipo de ropa impide moverse naturalmente, y, por este motivo, se realiza un sobreesfuerzo en las piernas o brazos que acaba sobrecargando al organismo.

 

Comparte este artículo en...