Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Las pautas que deberías saber para un uso adecuado de los antibióticos

Las pautas que deberías saber para un uso adecuado de los antibióticos
El uso de estos medicamentos no evita el contagio de los catarros ni comporta una mejoría en el paciente

Alrededor de 25.000 pacientes mueren cada año en Europa por una infección causada por bacterias multirresistentes. Según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la causa de esta resistencia se debe a un abuso y uso inadecuado de los antibióticos. España es uno de los países que tiene un alto porcentaje de autoconsumo de antibióticos, el 30% de los pacientes los toma sin receta médica.

Como consecuencia, muchos medicamentos se vuelven ineficaces ante casos de infecciones por bacterias. Según apunta la misma institución, este proceso es realmente serio ya que significa una prolongación de la enfermedad o incluso muerte del paciente.

"Todo ello supone una irresponsabilidad que conlleva perjuicios para nuestra salud, porque consumir antibióticos sin necesitarlos hará más difícil la curación cuando el paciente los necesite de verdad, además de que somete a la persona a riesgos innecesarios, como reacciones alérgicas o alteraciones en la flora intestinal entre otros efectos adversos", afirma Aurora Garre, doctora de laboratorios Cinfa.

 

Las claves del antibiótico

No todas las infecciones necesitan antibióticos, muchas veces se recurre a este tipo de medicamentos sin que sea necesario tomarlos. Los antibióticos curan las infecciones causadas por bacterias pero no de los virus.

Los catarros o gripes son infecciones causadas por virus y pueden desencadenar incluso en fiebre alta. Para estas dolencias el uso de antibióticos no evita su contagio ni comporta una mejoría en el paciente.  

 

“Sólo debemos tomarlos cuando el médico nos lo indique, que será para tratar las infecciones bacterianas. En definitiva, el antibiótico no baja la fiebre, no reduce la tos, ni la mucosidad, ni los estornudos, y no ayuda a recuperarse de una infección causada por virus, ni tampoco impide que los virus se diseminen a otras personas", mantiene Garre.

 

img articulo

Cómo tomar correctamente los antibióticos

 

  1. Siempre con receta médica. Debes tomar los medicamentos siempre bajo prescripción médica. Puede que el medicamento que estés tomando no sea el adecuado a tu dolencia. Otro de los problemas de automedicarse es que tu organismo está expuesto a reacciones alérgicas innecesarias.

  2. Respetar tomas y duración tratamiento. Hay que hacer caso a las indicaciones del médico en lo que refiere a tomas, horario y duración. Calcula el horario más adecuado para respetar la frecuencia. Si no se cumple con el tratamiento correctamente se incrementa la resistencia bacteriana a los antibióticos.

  3. Completar el tratamiento hasta el final. No hay que dejar de tomar el antibiótico aunque los síntomas de la enfermedad desaparezcan. De lo contrario, puede volver la infección y el antibiótico se volverá ineficaz, detalla Garre.

  4. Nunca exigir a los médicos o farmacéuticos la prescripción de medicamentos. Ellos son los expertos.

  5. No administrar antibióticos a tus hijos. Puede ser perjudicial para su salud. Acude al pediatra ya que él determinará si necesita antibióticos o no. .

  6. Medidas para resfriados. Si tienes un catarro debes descansar y tomar una serie de medidas (link). Si los síntomas persisten vuelve a acudir al médico.

Comparte este artículo en...