Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

La intolerancia a la lactosa. Causas, síntomas y tratamiento

La intolerancia a la lactosa. Causas, síntomas y tratamiento
Se trata de una enfermedad causada por la poca cantidad de una enzima que se encuentra en el intestino llamada lactasa

 

La lactosa es el azúcar de la leche formada y está formada por dos moléculas de azúcares simples: la galactosa y la glucosa. Para poder absorber la lactosa, nuestro organismo la divide en sus dos componentes a través de una enzima llamada lactasa. La lactasa se encuentra en la mucosa del intestino delgado de los seres humanos y su cantidad determinará el grado de tolerancia a los productos lácteos.

 

Causas de la intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa es causada por la poca cantidad de lactasa del intestino delgado para romper las moléculas de la lactosa que se ha ingerido. Cuando esta lactosa no es absorbida en el intestino delgado, pasa al intestino grueso donde es fermentada por las bacterias de la flora intestinal.

Más del 70% de la población sufre esta afección que puede ser hereditaria o causada por alguna enfermedad que provoque un daño intestinal temporal como celiaquía o por operaciones quirúrgicas. También puede aparecer durante la etapa infantil después de la lactancia (la cantidad de lactasa del niño disminuye cuando no toma continuamente lactosa).

 

 

Síntomas de la intolerancia a la lactosa

 

Los síntomas de esta intolerancia después del consumo de lactosa son:

 

  • Diarrea

  • Flatulencia

  • Dolor abdominal

  • Cólicos

  • Distensión abdominal

  • Pérdida peso

  • Náuseas

  • Espasmos

  • Heces pastosas y flotantes

     

Cómo tratar la intolerancia a  la lactosa

Las medidas que deben seguir los pacientes siempre depende de los síntomas de cada paciente. Si los pacientes tienen síntomas más leves pueden reducir la cantidad de alimentos lácteos en su dieta. En el caso de presentar síntomas más intensos, las personas intolerantes deben evitar todos los productos lácteos y acudir al médico y a profesionales de la nutrición para seguir con un tratamiento y una dieta adecuada.

Consejos para el consumo de lácteos

 

  • Se aconseja leer bien las etiquetas de los productos  ya que la lactosa también se puede encontrar en alimentos preparados y precocinados en forma de suero lácteo, nata, leche en polvo, sólidos o fermentos lácteos, proteínas lácticas, caseinato o lactoglobulinas.

  • Hay algunos medicamentos que también pueden contener lactosa, por ello consultar con el médico.

  • El queso o el yogur se suele tolerar mejor puesto que en su fermentación se reduce la cantidad de lactosa. Por el contrario, los lácteos no fermentados contienen más lactosa (leche de mamíferos, leche en polvo, evaporada, condensada entre otros).

  • Si no se quiere renunciar a las propiedades de la leche en el mercado existen productos sin lactosa (ya no contienen lactosa por el desdoblamiento de dicho azúcar en galactosa y glucosa).

  • Normalmente toleramos bien medidas entre 100 y 200 ml de leche (5-10 gramos de lactosa).

  • Para tolerar mejor la lactosa se puede repartir las tomas a lo largo del día y con las comidas en consumirla lugar de sola.

 

Cómo tomar calcio si soy intolerante a la lactosa

Para asegurar una correcta ingesta de calcio se puede tomar alimentos alternativos a la leche que también contienen calcio:

  • Leche de soja

  • Legumbres

  • Frutos secos

  • Quesos fermentados y curados

  • Sardinas

  • Boquerones con espina

  • Berberechos y mejillones

A tener en cuenta:

  • Evitar verduras como las espinacas ya que son ricas en ácido oxálico un compuesto que dificulta la absorción de calcio.

  • Para que nuestro organismo absorba el calcio necesita la vitamina D presente en huevos y pescados. Otra de las formas de conseguirla es con una exposición muy controlada de los rayos del sol ya que ayudan a la síntesis de la vitamina D.
Comparte este artículo en...