Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Estrena zapatos sin rozaduras en los pies

Estrena zapatos sin rozaduras en los pies

Es el cambio de temporada y quieres estrenar zapatos. ¿Tienes miedo a las temidas rozaduras y ampollas? La mayoría de veces aparecen por el roce de las sandalias o zapatos nuevos causando dolor y molestias, pues el pie aun no está habituado al roce. ¿Cómo podemos evitarlas? A continuación te detallamos unos trucos para no sufrirlas:

 

Hidratación

Si días antes aplicas un poco de crema de hidratante en las costuras o en los bordes del  zapato se reblandecerán. Al ponertelos no los notarás tan duros, en especial los que son de piel. Además de protegerlos evitarás que te salgan las grietas en los talones

 

Hidratación para el pie

Aplícate crema hidratante o vaselina en los pies para mantener la piel más firme y fuerte. Aplícatela sobre todo en la zona donde tu pie puede sufrir más rozaduras.

 

Papel de periódico

Un truco muy popular para ensanchar un zapato es rociar con alcohol un papel de periódico e introducirlo dentro del zapato durante dos días o varias horas.

 

Anda en casa

Una semana antes ponte los zapatos y anda por casa  para que los zapatos vayan cogiendo la forma del pie y puedas prevenir alguna rozadura.

img articulo

Congelador

Si no tienes tiempo para aplicar estos consejos puedes hacer un truco express. Introduce en una bolsa de plástico los zapatos y mételos en el congelador durante dos o tres horas. Al sacarlos póntelos rápidamente para que los zapatos se adapten a la forma de tu pie. ¡Notarás la diferencia!.

A veces en la tienda nos probamos tan rápido los zapatos que cuando llegamos a casa nos damos cuenta que nos quedan un poco justos. Existe otro sencillo truco: llena una bolsa de plástico hermética y llénala de agua hasta la mitad. Ahora introducelas dentro de los zapatos, sobre todo donde te queda más ajustada, y mételos en el congelador. Una vez los saques, póntelos rápidamente. Gracias a la humedad que se genera en el congelador, el zapato consigue más flexibilidad y, por lo tanto, cogerá la forma de tu pie.

 

Sprays y cremas anti-rozaduras

Existen en el mercado unos sprays especiales para ablandar los zapatos. Una vez hayas aplicado este producto se recomienda andar durante una media hora con los zapatos. Para ello ponte unos calcetines para que se adapten a tu pie más rápidamente. También puedes encontrar cremas anti-rozaduras con un efecto segunda piel para prevenir las lesiones en los pies.

 

Calcetines Pinkies

Los calcetines pinkies son una buena opción para proteger tu pie mientras llevas el zapato puesto, en especial con puntera cerrada.

 

Cuidado de los pies

Sigue nuestra guía de recomendaciones para cuidar los pies durante el verano, una época en la que se incrementa la aparición de rozaduras por no tener un protector como el calcetín.

 

¿Y si ya me han salido algunas rozaduras en el pie?

Si ya ha sido tarde y te han aparecido las rozaduras debes curarlas. Lo primero que hay que hacer es desinfectar las heridas bien con algún antiséptico como la povidona yodada y dejar secar al aire libre. Después hay que tapar la lesión con algún apósito para que no se roce con nada.

Si tienes ampollas no las explotes ya que se podrían infectar.  Si se han reventado hay que limpiarlas con agua y jabón y secar. A continuación cúbrela para evitar cualquier roce. Aplícate unos apósitos de cicatrización rápida para que se vaya regenerando la piel.

Siempre que te coloques tiritas o apósitos protectores es importante tener la herida limpia y sin ampollas ya que formarían más líquido. Solo retirar los apósitos una vez se despeguen.

Comparte este artículo en...