Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

El colesterol elevado o la hipercolesterolemia: Riesgos y prevención

El colesterol elevado o la hipercolesterolemia: Riesgos y prevención
Las personas con niveles de colesterol altos en la sangre tienen un mayor riesgo de sufrir un infarto de miocardio o ataque al corazón

El colesterol es una grasa natural que se encuentra en las células y es vital para que nuestro cuerpo funcione adecuadamente. Una parte del colesterol es producido por nuestro organismo, y la otra parte a través de alimentos de origen animal.  

La función del colesterol es facilitar la formación de hormonas como las sexuales y las tiroideas, ácidos biliares, fundamentales para la digestión de las grasas, y la vitamina D. El colesterol es conducido por la sangre desde el intestino o el hígado hasta los órganos a través de dos tipos partículas llamadas lipoproteínas: de baja intensidad o LDL y la de alta intensidad o HDL.

 

Tipos de colesterol

 

Dependiendo el tipo de lipoproteína distinguimos entre el colesterol malo o LDL y el colesterol bueno HDL.

 

  • Colesterol malo o LDL. Las lipoproteínas LDL son las responsables de transportar de nuevo colesterol desde el hígado a todas las células. Es así que el colesterol va circulando por el organismo de manera que cada célula tiene a su disposición la cantidad de colesterol que necesita. El problema reside cuando hay más cantidad de colesterol de lo que necesitan las células. Un aumento de colesterol malo o LDL  provoca una acumulación de dicha grasa en la pared de las arterias y la formación de las placas de ateroma. Como vemos en la imagen de abajo, estas placas hacen que las arterias sean más gruesas dificultando así el paso de la sangre.

img articulo

Imagen de la acumulación gradual del colesterol sobre las paredes de las arterias. El colesterol se va adhiriendo poco a poco formando depósitos de grasa que estrechan dichas paredes dificultando el flujo sanguíneo hasta obstruir su paso

  • Colesterol bueno o HDL. La función de las lipoproteínas HDL es la de recoger el colesterol no utilizado de los tejidos y lo devuelve al hígado para almacenarlo o eliminarlo a través de la bilis.

 

  • Colesterol total. Es la suma total del colesterol HDL y LDL. La cifra resultante no indica nada y siempre hay que valorarlo con el nivel del colesterol LDL y HDL.

 

Riesgos al tener el colesterol elevado en la sangre

 

Las personas con niveles de colesterol altos en la sangre tienen un mayor riesgo de sufrir un infarto de miocardio o ataque al corazón. El infarto de miocardio se produce cuando hay un riesgo sanguíneo insuficiente debido a la obstrucción de una arteria coronaria.

La hipercolesterolemia o el colesterol elevado no manifiestan síntomas, es por este motivo que es recomendable un control mediante un análisis de sangre para ver los niveles de colesterol y triglicéridos.

 

Niveles de colesterol normales

 

Cuando el nivel de colesterol total es superior a  200 mg/dl se considera que la persona tiene hipercolesterolemia. El médico valorará cada caso concreto en función de su historia clínica. No obstante, a continuación detallamos los niveles de colesterol normales que aconseja la Fundación Española del Corazón (FEC).

 

 

TOTAL

LDL

HDL (hombre)

HDL (mujer)

Normal

Menos de 200 mg/dl

Menos de 100 mg/dl

Superior a 35 mg/dl

Superior a 40 mg/dl en la mujer

Normal-Alto

200-240 mg/dl

100-160 mg/dl

   

Alto

Superior a 240 mg/dl

Superior a 160 mg/dl

   

 

Gráfico elaborado a partir de datos extraídos de la Fundación Española del Corazón (FEC)

 


Consejos para bajar el colesterol

  • Dieta rica: fibra, ya que disminuye la absorción de colesterol en el intestino, ácidos grasos insaturados, por aumentar el colesterol bueno; y antioxidantes como vitamina C y vitamina E.

  • Consumir más pescado que carne. El pescado azul deberá consumirse al menos 2 días a la semana.

  • Eliminar de la dieta las grasas saturadas como la bollería y repostería, fritos y embutidos grasos.

  • Consumir legumbres (2 días a la semana), frutas y verduras (5 raciones al día) y cereales integrales.

  • Moderar consumo huevos.

  • Moderar consumo azúcar.

  • Consulta la siguiente tabla de alimentos para las personas con colesterol.

 

Además de estas pautas alimentarias también es importante practicar deporte ya que aumenta el colesterol bueno y reduce el colesterol malo y los niveles de triglicéridos.

 

Factores de riesgo

 

  • Tener diabetes.

  • Dieta rica en grasas saturadas y azúcares.

  • Obesidad. Los pacientes con obesidad suelen tener hipertrigliceridemia y un nivel bajo de colesterol bueno.

  • Sedentarismo.

  • Tabaco y alcohol.

  • Genética (hipercolesterolemia familiar)

  • Menopausia. El nivel bajo de estrógenos que provoca la etapa de la menopausia en la mujer puede provocar un aumento del colesterol total y del LDL (colesterol malo), y una disminución del colesterol HDL (colesterol bueno).

Comparte este artículo en...