Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Consejos para disminuir los sofocos de la menopausia

Consejos para disminuir los sofocos de la menopausia
Para controlar uno de los síntomas de la menopausia se recomienda intentar no exponerse al calor excesivo y evitar los cambios de temperatura bruscos

Los sofocos o calores, uno de los síntomas más frecuentes de la menopausia y perimenopausia (periodo que precede a la menopausia), es una sensación leve o intensa de calor repentina acompañada de sudores en la cara y la parte superior del cuerpo. Los sofocos aparecen cuando los vasos sanguíneos debajo de la piel se dilatan, lo  que causa que la cara se ponga colorada.

 

La frecuencia de los sofocos es distinta en cada mujer ya que puede aparece uno en un mes cada media hora, o no presentarse nunca.  Normalmente los sofocos suelen ser moderados y esporádicos y aparecen en cualquier momento del día o por la noche. La duración de estos síntomas de la menopausia varía a lo largo del tiempo y suelen ser de segundos, minutos o prolongarse más tiempo.

 

A parte de la dieta que aconsejamos en un anterior artículo, te detallamos algunos consejos para controlar los sofocos.

 

Cómo controlar los sofocos

 

  • No vestirse en exceso, vestirse con ropas ligeras y en capas. También es importante vestir ropa cómoda y evitar la ajustada.

  • Intentar no exponerse al calor excesivo y evitar los cambios de temperatura bruscos.

  • Intentar dormir con poca ropa, cubrirse  con ropa ligera y tener la ventana abierta para disminuir los sofocos nocturnos.

  • Ropa de algodón en lugar de la sintética puesto que es más fresca.

  • Respirar profundo y lentamente -unas 6 respiraciones por segundo- cuando empiece a aparecer un sofoco. Las técnicas de relajación como yoga o tai chi pueden ayudar a controlar y reducir la frecuencia o intensidad de estas molestias.

  • Es importante hidratarse. En el momento de la aparición de un sofoco, se puede beber poco a poco agua muy fría para mitigar las molestias.

  • Tener siempre a mano un abanico para darse aire.

  • Evitar alimentos y bebidas que provocan los sofocos. Estos alimentos son las comidas picantes y las bebidas alcohólicas, con cafeína y café. Evitar comidas pesadas y cenar con ligero.

  • Intentar calmarse en situaciones estresantes.

Comparte este artículo en...