Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

10 consejos para evitar el dolor de espalda

10 consejos para evitar el dolor de espalda

El dolor de espalda es uno de los motivos más frecuentes de consulta médica. Según la Encuesta Europea de Salud en España casi 10 millones de personas sufren algún dolor cervical o lumbar en nuestro país.

Según los expertos esta dolencia la puede sufrir cualquier persona, pero hay diversas causas que incrementan el riesgo de padecerla:

 

  • Edad. A medida que avanzamos la edad, nuestros huesos se desgastan, por lo que el dolor de espalda es más común cuando nos hacemos mayores.

  • Embarazadas o sobrepeso. El aumento de peso también es un factor muy común puesto que la espalda trabaja en exceso y por ello hay dolor.

  • Malas posturas en nuestras actividades.

  • Esfuerzos de forma repetida.

  • Sedentarismo.

  • Estrés o fatiga muscular, infecciones o enfermedades como artritis o cáncer.

  • Problemas de espalda como discos lesionados, espasmo, tensión muscular y hernia discal.

 

Según la Dra. Aurora Garre, experta médica de Laboratorios Cinfa, "los problemas de espalda pueden aparecer tanto de forma repentina como progresiva y llegar a provocar un intenso dolor. En concreto, el dolor cervical es uno de los más habituales entre la población, debido a que la columna cervical es muy flexible y permite mayor movilidad que cualquier otra zona de la columna", añade Garre.

La columna lumbar y cervical se puede tratar con masajes, calor en la zona del dolor; y, bajo prescripción médica, analgésicos, antiinflamatorios o relajantes musculares.

 

No obstante, los especialistas consideran que hay que seguir una serie de recomendaciones básicas para evitar este tipo de dolencias:  

 

img articulo
  1. Hacer ejercicio regularmente para fortalecer los músculos de la espalda.

  2. Aprender a relajarse. Garre nos aconseja realizar técnicas de relajación para evitar que la tensión se acumule en los músculos del cuello.

  3. Mantener un peso adecuado para evitar sobrecargar la zona lumbar.

  4. Caminar siempre que se pueda con zapatos cómodos y de tacón bajo (unos 2 a 4 cm) y ancho especialmente si se está mucho tiempo de pie.

  5. Evita andar con el tronco hacia delante ya que de esta manera cargamos el peso de los hombros hacia delante. Hay que andar manteniendo la cabeza y el tórax erguidos.

  6. Evita conducir mucho tiempo alejado del volante y sin un apoyo lumbar. La espalda debe estar apoyada en el respaldo. Es importante también sentarse derecho y agarrar el volante con las dos manos.

  7. Buena postura frente al ordenador. La Dra. Garre nos aconseja que la parte superior de la pantalla debe estar a la altura de los ojos para evitar levantar o inclinar el cuello, la espalda debe estar apoyada en el respaldo; y los pies en el suelo. Puede ser de gran ayuda una silla adaptable en altura, un cojín en la zona lumbar o un reposapiés.

  8. Levantar peso con la fuerza de las piernas y no con la espalda. Al coger un objeto pesado del suelo hay que flexionar las rodillas y mantener los pies apoyados firmemente. La espalda debe estar recta, y el objeto pesado se irá levantando despacio y lo más pegado al cuerpo posible. No cambiar bruscamente de postura. En el caso de que este tipo de gestos se hagan con frecuencia usar una faja protectora, según detalla la Dra. Garre.

  9. Mantener una postura correcta mientras se duerme.  El colchón y el somier no deben ser muy duros ni demasiado blandos según el Dr. Lorenzo Agudo, médico especialista en Rehabilitación y responsable del Programa de Escuela de Espalda de Ibermutuamur. La almohada debe ser también baja para no forzar la curvatura del cuello. Una buena postura es la posición fetal, tumbado de lado sobre un costado sobre las rodillas y caderas flexionadas, sostiene el Dr. Agudo. Otra postura ideal es ponerse boca arriba con las rodillas flexionadas y una almohada colocada debajo de las mismas.

  10. Estiramientos del cuello. La Dra. Garre nos aconseja seguir estos ejercicios todos los días y siempre de manera suave y lenta, de arriba abajo, de lado a lado y de oreja a oreja. Son sobre todo importantes antes y después del ejercicio físico.

Cuándo visitar al médico

Según el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIH) se recomienda pasar por la consulta cuando existan las siguientes señales:

  • Dolor intenso que no se alivia con reposo.

  • Dolor después de una caída.

  • Cosquilleo.

  • Dolor con dificultad para orinar, debilidad, adormecimiento de las piernas, fiebre, pérdida de peso.




Comparte este artículo en...