Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Variedades de manzana y sus usos en la cocina

Variedades de manzana y sus usos en la cocina
La reineta es ideal para cocinar al horno, elaborar tartas, mermeladas y compotas

La manzana es una fruta muy antigua ya que se cree que se sus primeros cultivos fueron hace 20.000 años, pues hay investigaciones que muestran que ya existían en la prehistoria por los restos arqueológicos encontrados en algunas excavaciones.

 

La manzana tiene un gran poder antioxidante que ayudan a luchar contra las inflamaciones, ayuda a regular el sistema circulatorio, facilita la eliminación de las toxinas, previene enfermedades cardiovasculares y resulta ideal para la hipertensión.

De las más de 80.000 variedades que existen en el mercado, solo se comercializan unas 700 de ellas y algunas con denominación de origen. A continuación algunas variedades de manzana más populares y sus usos en la cocina.

Fuji.Una variedad que se introdujo al mercado americano pero su origen es Japón. Es una manzana de piel firme, grande y redonda y su carne es más dulce y crujiente que otras variedades. Esta variedad puede cocinarse ya que no pierde textura y destaca por su alto contenido en zumo.  

img articulo

Imagen de la variedad Fuji

 

Reineta.  Esta manzana tiene dos variedades, la blanca y la gris. La variedad reineta es grande, de forma achatada. Su piel es gruesa, crujiente, y su pulpa es harinosa, jugosa y muy aromática. con un ligero sabor ácido.  Es una manzana ideal para cocinarlas al horno, elaborar tartas, mermeladas y compotas.

 

Red Delicious. Manzana de color rojo brillante y muy consumida en Estados Unidos. Tiene un sabor suave y es crujiente. Su piel es más gruesa que otras variedades de manzana, su pulpa es blanca y jugosa. Es ideal para consumir cruda pero no para cocinarla ya que es poco harinosa.

img articulo

Imagen de la variedad Red Delicious

Royal Gala.  Manzana de origen neocelandés de las más comunes en nuestro mercado. Tiene una piel fina y brillante con rayas rojas sobre un fondo amarillo. Su carne de color amarillo claro es dulce y aromática. Excelente para consumir cruda y pierde sabor si se cocina al horno.

 

Granny Smith.  Variedad originaria de Australia de color verde brillante y de piel blanca,  jugosa, ácida y crujiente. Destaca por su contenido en zumo y por su buena conservación . Es una manzana ideal para consumir cruda, para la elaboración de salsas, ensaladas y dulces.

 

McIntosh. Manzana de forma redonda y de color rojiza con tonos verdes. Es muy aromática y jugosa. Se pueden cocinar.  

 

Golden Delicious.  Es una manzana dulce y suave de origen americano. Su piel es fina y crujiente y tiene un color amarillo claro. Su forma es redonda,  su carne muy aromática y tarda más en oxidarse respecto a otras manzanas. Se puede consumir tanto cruda como cocinada. Este tipo de manzana aguanta muy bien las altas temperaturas del horno.

 

img articulo

Imagen de la variedad Golden Delicious

Verde doncella. Es una manzana de origen aragonés. Tiene un color amarillo verdoso y son muy dulces. Su carne es blanca y consistente. Se come fresca y también se usa para platos, postres y compotas.

 

Starking. Variedad procedente de América. Presenta una piel brillante con estrías rojas y verdosas, y una carne blanca y crujiente. Se usa tanto para consumir sola como cocinada.

 

Braeburn. Manzana de color anaranjada a rojiza. Es una variedad muy aromática y crujiente y posee una piel muy firme. Se puede consumir sola, al horno y sirve para la elaboración de salsas

Comparte este artículo en...