Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Consejos que deberías saber para degustar un buen cava

Consejos que deberías saber para degustar un buen cava
Es recomendable nunca llenar del todo una copa para evitar que el cava se caliente

El cava es un vino espumoso elaborado a partir de un vino base (mezcla de diversos mostos), que después de la segunda fermentación se obtienen las burbujas gracias al gas carbónico originado. Las características del cava varían en función de los suelos de las viñas, de las variedades de uva usadas y el clima. Podemos clasificar el cava según su contenido de azúcar o por el período de crianza. Así, si nos fijamos en contenido de azúcar de un cava tenemos los siguientes tipos:

 

  • Brut Nature: 0-3 gramos por litro.

  • Extra Brut: contiene hasta 6 gramos de azúcar por litro.

  • Brut: hasta 12 gramos por litro.

  • Extra seco: contiene entre 12 y 17 gramos de azúcar por litro.

  • Seco: entre 17 y 32 gramos por litro.

  • Semi Seco: entre 32 y 50 gramos de azúcar por litro.

  • Dulce: más de 50 gramos de azúcar por litro.

 

Otra de las clasificaciones del cava es por crianza: joven, Reserva o Gran Reserva. También existe en el mercado el cava rosado, un producto más aromático pero que tiene el mismo proceso de elaboración que el dorado.

img articulo

Según el Consejo Regulador del Cava las características de cada cava son:

  • Joven: tipo de cava suave, afrutado y fresco. Es un producto de color paja con destellos verdosos. Muy agradable en la boca.

  • Reserva: brillante y equilibrado. Este tipo de cava tiene un reposo de un mínimo de 15 meses en la profundidad de las galerías subterráneas. Posee un color amarillo pálido, y un agradable toque a fruta madura. Es un cava que goza de una gran excelencia.

  • Gran Reserva: este tipo de cava tiene más de 30 meses de crianza. Tiene un color pálido, burbuja pequeña integrada y aromas con matices tostados y sabor intenso. Solamente se produce en los bruts. Según el Consejo Regulador, es el cava en su esencia.

Consejos para degustar el cava

  • Debes servir el cava entre los 5º y 8ºC para los cavas jóvenes (el cava joven es el tipo de cava que más frío se sirve), y entre 8º y 10º para los crianzas.

  • Nunca llenar completamente la copa para evitar que el cava se caliente.

  • El cava debe enfriarse durante unas horas en la nevera (como mínimo se necesitan 3 horas), o dejarlo durante unos 30 minutos en un recipiente con agua y hielo. Evitar el congelador ya que el cambio brusco de temperatura puede alterar las propiedades del producto.

  • Descorcharlo con suavidad y evitando la pérdida de espuma y líquido.

  • Una vez descorchado, servir el cava con la botella ligeramente inclinada y dejándolo caer lentamente por la pared de la copa. Evitar los movimientos bruscos y coger la botella por el cuerpo, nunca por el cuello ya que es incómodo y antiestético.

  • Escoger copas decristal fino y transparente del tipo tulipán o flauta ya que ayudan a mantener el gas carbónico en sus paredes. Una buena copa escogida significa  disfrutar más de su color, aroma y tamaño de las burbujas.

  • No elegir nunca copas anchas de cuello ya que los aromas se desprenderían enseguida por tener un mayor contacto con el aire.

El cava debe servirse en dos tiempos: la primera vez se crea mucha espuma y poco líquido, y ya en el segundo vertido la copa se llena sin derramarse.

img articulo

Julio José Iglesias y Tamara Falcó en la VI Edición del 'Premio Periodístico El Cava' organizado por el Consejo Regulador del Cava

Comparte este artículo en...