Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Cómo hacer la bechamel y qué recetas podemos preparar

Cómo hacer la bechamel y qué recetas podemos preparar
Si se prefiere preparar una salsa más ligera se puede sustituir la leche entera por la desnatada, y la harina de trigo por la de maíz

La salsa bechamel es una salsa de origen francés que se prepara en muchas recetas de cocina y tiene como base leche espesada con harina. Esta salsa, muy popular por sus pocos ingredientes y por su sencilla preparación, tiene un sabor agradable y neutro y se usa  generalmente para gratinar verduras, pasta y huevos duros, o para hacer croquetas.

El origen de esta salsa, preparada con jugo de ternera en lugar de leche, se atribuye al cocinero del duque Louis de Béchameil a finales del siglo XVII aunque hay fuentes que señalan que la salsa es un perfeccionamiento de una salsa más antigua.

En 1733 se publicaba la receta de la salsa bechamel en el libro inglés “Cocina moderna”. En esta receta se introducía la crema de leche:

“Pon en una cazuela tres o cuatro porciones de mantequilla, con un poco de perejil, cebollino, chalotes trinchados, sal, pimienta, un poco de nuez moscada, harina para ligar la salsa, y crema de leche. Removedla en el fuego para que tome gusto y consistencia, y servidla al punto”.

 

Preparación

Es una salsa que se elabora añadiendo leche a la mezcla de mantequilla y harina tostada llamada roux aunque también se puede usar aceite de oliva. Además, esta salsa se puede aderezar con otros condimentos como nuez moscada u otro ingrediente como alcaparras, tomate o yemas de huevo.

Para hacer la salsa de bechamel derretimos la mantequilla y la mezclamos con la harina suavemente hasta que deje de burbujear. Después se añade leche poco a poco sin dejar de remover para que no se formen grumos,  y se cuece a fuego lento durante unos 10 minutos aproximadamente. Añadir sal y la nuez moscada y retirar del fuego.

Dependiendo de la receta elaboraremos una bechamel más o menos espesa. En el caso que queramos una salsa más espesa deberemos reducir las cantidades de leche, y si la queremos menos espesa deberemos aumentar las cantidades o cocinarla más hasta la consistencia deseada. Si nos ha quedado una bechamel con grumos, se puede pasar la salsa por la batidora. Hay recetas que señalan que una manera efectiva para que no queden grumos es añadir la leche muy caliente sobre el roux (la mezcla de mantequilla y harina).

Si se desea preparar una salsa bechamel más ligera se puede sustituir la leche entera por la desnatada, y la harina de trigo por la de maíz (maicena).

Recetas elaboradas con salsa Bechamel:

Responsive image

Chuletas de cerdo a la bechamel del blog 2 mandarinas en mi cocina.

Responsive image

Espinacas con bechamel del blog Mi cocina con So.

Responsive image

Coliflor con bechamel de jamón serrano del blog Potingues y fogones.

Responsive image

Gratinado de bacalao del blog Cocinando Espero.

Responsive image

Vieiras gratinadas del blog La cocina de Ompa-Lompa.

Responsive image

Soufflé de jamón y queso del blog Cocina con Angi.

Responsive image

Sándwich Croque-Monsieur del blog La cocina de Ompa-Lompa.

Responsive image

Bocaditos de berenjena del blog Juego de sabores.

Responsive image

Croquetas caseras del blog 2 mandarinas en mi cocina.

Responsive image

Croquetas de queso del blog Danza de Fogones.

Comparte este artículo en...