Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Identifica tu tipo de piel y aprende a cuidarla

Identifica tu tipo de piel y aprende a cuidarla
Recomendaciones para la piel grasa, seca, mixta, normal o sensible

Estamos acostumbrados a recibir durante todo el día mucha publicidad de cantidad de productos para cuidar nuestra piel. Es importante que antes de la compra de un producto para tu rostro sepas identificar realmente cuál es tu tipo de piel. Pues debes saber qué cuidados específicos necesita o qué es aquello que debes evitar aplicarte.

Identificamos la piel según su tipo: piel grasa, seca, mixta, normal o sensible. Cada tipo necesita sus cuidados con el fin de mantenerla siempre perfecta o para no alterar su estado.

 

Piel grasa

Este tipo de piel produce mucho sebo a causa de los desequilibrios hormonales, la genética, o bien por factores externos como el clima o el uso de productos que causan irritación. la piel grasa se identifica por tener la piel brillante y un tacto aceitoso, poros dilatados o puntos negros.

Cómo cuidarla. Este tipo de pieles necesitan una limpieza tanto por la mañana como por la noche. Es importante usar productos especiales y lociones astringentes que ayuden a regular el sebo y eviten la acumulación de impurezas. Otro aspecto que debes tener en cuenta es que todos los cosméticos que uses deben ser libre de aceites. Puedes seguir estos consejos para pieles grasas y acnéicas.

 

Piel seca

Es un tipo de piel tirante, frágil y tiende a descamarse. A veces pueden localizarse pequeñas arrugas. La causa más común es la escasa producción de grasa de las glándulas sebáceas de la piel. Factores como el nivel de humedad, la falta de vitaminas, proteínas, grasas, una exposición alta al sol, aires acondicionados, fumar y consumir alcohol son factores que provocan sequedad en la piel.

Cómo cuidarlaSe recomienda evitar limpiarse con agua y no usar productos que aumenten la sequedad de la piel. Por ello es mejor usar leches limpiadoras o productos suaves sin alcohol. Quítate muy suavemente el maquillaje para evitar que la piel se vuelva más frágil.También deberás aplicarte una crema hidratante y emoliente cada día para calmar la sensación de tirantez y para proteger la piel de las agresiones externas.

 

La Dra. Rosa Ortega, dermatóloga y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), se deben combinar cuatro tipos de activos en los productos de cuidado y limpieza para restaurar el equilibrio de las pieles secas:  sustancias que retengan el agua de una forma duradera como la glicerina, el sorbitol y el propilenglicol; de interacción química para favorecer la retención del agua dentro de las células de la capa más superficial de la piel (urea y los alfahidroxiácidos, sobre todo el ácido láctico), oclusivas para impedir la evaporación del agua (vaselina, lanolina, escualeno o cera de abeja) e hidratantes como el colágeno, ácido hialurónico, ceramidas, vitaminasB, A, carotenos, E, C, H y D.

 

 

img articulo

Piel mixta

Es una piel que presenta zonas grasas en la frente, nariz y mentón, la denominada zona T, y otras más secas.

Cómo cuidarlaEste tipo de pieles requieren productos especiales para regular la secreción de grasa y para hidratar las zonas secas. Limpiarla con productos suaves, sin aceites ni jabón para no resecarla. Es igualmente importante usar una crema hidratante fluida y ligera libre de aceites para que no aumente la secreción sebácea. En la zona T se puede usar un tratamiento astringente para regular la grasa de dicha zona. Por último, puedes aplicarte una mascarilla una o dos veces por semana para limpiar y purificar la zona T de tu rostro.

Piel normal

Es una piel que no presenta ninguna alteración cutánea en el rostro. La piel normal es equilibrada ya que no presenta zonas grasas ni secas. Es una piel radiante y sin brillos. Cómo cuidarla. Se recomienda limpiar e hidratar la piel cada día. Usa cremas hidratantes indicadas para pieles normales.

Piel sensible

Es una piel con rojeces, picores o granitos que aparecen de manera espontánea o a causa del uso de productos inadecuados. Además factores como el viento,e l frío y el sol irritan aún más las pieles sensibles. 

Cómo cuidarlaSegún la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV) para tratar este tipo de pieles es necesario usar el menor número posible de cosméticos, evitar los jabones, usar lociones limpiadoras sin aclarado y aerosoles de aguas termales, elegir cremas hidratantes con textura suave, y usar productos libres de aromas.  

Comparte este artículo en...