Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

El desodorante, ¿cuándo y cómo aplicarlo para oler bien todo el día?

El desodorante, ¿cuándo y cómo aplicarlo para oler bien todo el día?
Descubre por qué nos aplicamos mal este producto

El sudor ayuda a regular la temperatura corporal para garantizar su perfecto funcionamiento en actividades como el ejercicio físico, consumo de alimentos calientes, fiebre, miedo, estrés o vergüenza; pero además también es necesario para eliminar las toxinas. A través de las glándulas sudoríparas expulsamos el sudor, un líquido sin color ni olor que está compuesto por agua y sales minerales.

 

¿Por qué huele nuestro sudor?

El olor corporal se produce cuando las bacterias que se encuentran en la piel, en especial la zona de la axila, descomponen el sudor y eso es lo que ocasiona el mal olor. Las glándulas de las axilas, ingles, orejas se denominan glándulas apocrinas y son aquellas que se localizan junto al folículo pilosebáceo. Normalmente estas glándulas empiezan a activarse a partir de la pubertad y son las encargadas de este olor corporal, este el motivo por el cual la sudor de los niños no huele.

 

¿Desodorante o antitranspirante?

Conviene diferenciarlos ya que son dos productos distintos:

  • Antitranspirante: gracias a sus sales de aluminio controla y reduce la secreción del sudor ya que cierra los poros de la piel.

  • Desodorante: Neutraliza el mal olor ya que sus componentes antibacterianos disminuyen la proliferación de bacterias.

 

Hay que destacar que actualmente existen muchos productos que combinan estas dos acciones.

¿Qué desodorante es el ideal para tu piel?

Desmintiendo algunas afirmaciones, no hay ningún estudio científico que relacione el desodorante con el cáncer de mama o que indique que es perjudicial para nuestra salud, aunque a veces, dependiendo el tipo de piel, puede producir alguna irritación.

 

  • Si tienes la piel sensible lo ideal es escoger desodorantes que no contengan alcohol y  fórmulas con perfume hipoalergénico. Además, las sales de aluminio de algunos antitranspirantes pueden causar alguna irritación o picor en pieles con algún problema dermatológico. En el mercado puedes encontrar varios productos sin este componente ya que está indicado para pieles sensibles.

  • ¿Piedra de alumbre? Es un mineral compuesto por sulfato de potasio y sulfato de aluminio y se usa como alternativa a los desodorantes convencionales. No obstante, las piedras de alumbre no son tan efectivas como dichos productos ya que reducen muy poco la transpiración de la piel y no eliminan del todo el olor corporal.

  • Manchas de sudor. En el caso que constantemente manches la ropa de sudor (mezcla y perfume de la desodorante y el sebo de la piel) existen algunos  desodorantes antimanchas que actúan contra las marcas blancas o amarillas.

 

Cómo se usa correctamente el desodorante

Según los dermatólogos usamos mal el desodorante ya que, por ejemplo, solemos aplicarlo tras la ducha.

  • ¿Antes de acostarme o tras la ducha?. Los productos  antitranspirables funcionan mejor por la noche, mientras duermes, ya que baja la producción del sudor y la axila está totalmente seca. De esta manera, el producto cuenta con el tiempo suficiente para llegar a las glándulas sudoríparas. Al contrario, cuando acabamos de ducharnos la piel está húmeda y su acción no es tan efectiva. Por eso, una vez te bañes por la mañana el producto deberá permanecer unas 24 o 48 horas en tu piel (según fabricante).

  • Aplicarlo con la piel seca. Asegúrate que tienes la piel bien limpia y seca antes de su uso.

  • Usar ropa de algodón y evitar tejidos sintéticos y ajustados.

  • Depilarse para evitar que el sudor se acumule en el vello.

 

Artículos relacionados

Cómo oler bien durante todo el día

 

Comparte este artículo en...