Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Cómo cuidarse la piel a los 40 para reducir los signos del envejecimiento

Cómo cuidarse la piel a los 40 para reducir los signos del envejecimiento
Las claves para conseguir una piel más firme y elástica

Con el paso del tiempo nuestra piel experimenta una serie de cambios a causa de la disminución del colágeno y la elastina, dos proteínas que ayudan a mantener una piel más firme y flexible. La piel, el mayor órgano de nuestro organismo, requiere en cada etapa de nuestra vida un cuidado específico. A partir de los 40 años hay que poner atención en las zonas de los ojos, labios, escote y manos para  mitigar los signos visibles de la edad.

El Dr. Ricardo Ruiz, jefe de la Unidad de Dermatología de la Clínica Ruber y director de la Clínica Dermatológica Internacional,nos aconseja seguir las siguientes pautas para el cuidado de la piel a partir de los 40 años.

 

·         Realiza los 3 pasos claves en tu rutina diaria: limpiar, hidratar y protegerte del sol para evitar las manchas y arrugas. El sol es una de las causas del envejecimiento de la piel ya que los rayos UV es uno de los factores que reducen la producción de colágeno y elastina. Según la Clínica Dermatológica Internacional las cremas hidratantes no eliminan las arrugas pero sí pueden mejorar el aspecto de los signos más superficiales. Así, nos aconseja estos pasos como las claves para cuidarse la piel frente al uso de productos de productos comerciales para este fin.

 

·         Cremas. Es recomendable usar un fotoprotector con vitamina C por la mañana y, por la noche, una crema con retinoico (acido retinoico, retinol) y  alfahidroxiacido (acido glicólico).

 

·         Tipo de piel. Cada caso es particular. Las  personas con la piel muy seca deben lavarse la cara con un limpiador suave solo por la noche, cuando acumula más suciedad, y por la mañana lavar la cara sólo con agua fría, para no eliminar el manto hidrolipídico de la piel, una barrera de protección para la piel. Por el contrario, las personas con pieles grasas tienen que lavarse la cara dos o tres veces al día, y en ocasiones con productos que contengan componentes como peróxido de benzoilo.

 

·         No fumar ya que la piel se envejece prematuramente.

 

·         No usar dos productos a la vez, pues no se recomienda un uso abusivo de cosméticos si no son necesarios.

 

·         Para las pieles sensibles es mejor usar la menor cantidad posible de productos y sin perfume.  Además es aconsejable no lavarse la cara más de una vez al día con productos no agresivos y usar fotoprotectores con filtros físicos (sustancias que no absorben la radiación).  

 

Y además mantener hábitos saludables y cuidar la alimentación también es una regla básica para retardar el envejecimiento. Para ello, tu alimentación debe contener:

 

·         Alimentos ricos en antioxidantes para combatir los radicales libres y favorecer la producción de colágeno. Aguacate, frambuesas, espinacas, zanahorias, pavo, caballa o lentejas son algunos alimentos que puedes incorporar en tu dieta para ver más entrar aquí.

 

·         Evitar ingerir grandes cantidades de azucares y grasas ya que aumentan los radicales libres, agentes oxidantes que dañan las células de nuestro organismo.

Comparte este artículo en...