Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Cómo aplicar correctamente el colorete para un resultado perfecto

Cómo aplicar correctamente el colorete para un resultado perfecto
Hay unas técnicas específicas dependiendo del color y el tipo de tu rostro

El colorete es un complemento ideal para realzar la belleza y conseguir un rostro luminoso y lleno de vitalidad. Para poder obtener una aplicación perfecta y evitar el efecto ‘Heidi’ debes conseguir que se adapte correctamente al color de tu piel y a tu tipo de rostro.

Color de piel

  • Piel clara: debes elegir tonos rosados, melocotón y rosa.

  • Piel bronceada. aplícate un tono que sea muy parecido a tu piel. Puedes elegir marrón, tierra y dorados. Puedes sustituir el colorete por polvos bronceadores

  • Piel rosada: hay que aplicar tonos como burdeos o rojo oscuro.

  • Piel cetrina: tonos beige, caramelo y melocotón.

  • Piel con pecas: para poder difuminar las pecas se aconseja usar tonos cálidos como el marrón o el beige.

En el mercado hay disponibles diferentes texturas de coloretes:

  • Crema. De larga duración. Ideal para pieles secas y para maquillajes traslúcidos.Se aplica con los dedos con pequeños golpecitos

  • Polvo. La textura más utilizada y se consigue un rostro natural. Recomendada para pieles normales o mixtas. Se aplica con una brocha.

  • Barra. Es un tipo de colorete compacto y se aplica directamente desde la barra del producto. Es muy fácil de usar y se difumina perfectamente.

     

Dependiendo de la  forma de tu rostro es recomendable seguir las siguientes técnicas:

Tipo de rostro

  • Cara alargada: aplicar el colorete horizontalmente  desde la altura de las aletas de la nariz e ir difuminando hacia los pómulos. De esta manera conseguirás endulzar tu rostro.

  • Cara redonda: para este tipo de rostros crearemos un efecto para alargarlo. Para ello, aplica el blush a la parte alta de los pómulos y ve difuminando con una brocha a lo largo de los pómulos hasta las sienes. Un truco para alargar más el rostro es aplicártelo en la barbilla.  

  • Cara cuadrada: aplícatelo horizontalmente desde la nariz hasta el lóbulo de la oreja para que así se concentre en el centro de nuestra cara.

  • Cara ovalada: para este tipo de rostro no hay que hacer ninguna técnica especial, puedes aplícate un tono suave en las mejillas para definirlas más.

  • Cara triangular: aplicar un tono oscuro en el nacimiento del pelo y otro tono más claro en la parte alta de las mejillas.

  • Cara en forma de corazón: debes extender el colorete desde la parte alta de los pómulos e ir difuminando hacia atrás.

 

Las claves del colorete en 5 tips

  1. Antes de del colorete puedes aplicarte polvos para que te dure más.

  2. Usa una brocha que se adapte a la medida de tu mejilla.

  3. Elimina el exceso de producto soplando antes de hacer el primer trazo.

  4. Sonríe mientras te lo aplicas.  

  5. Debes empezar  en la parte alta del pómulo e ir difuminando el colorete desde el hueso de esta zona hacia el nacimiento del pelo.

 

 

 

 

Comparte este artículo en...