Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Alimentos y hábitos para prevenir la celulitis

Alimentos y hábitos para prevenir la celulitis
Para combatir esta alteración de la piel hay que tomar alimentos que favorezcan la circulación celular y la eliminación de toxinas

La celulitis o dermatopaniculosis deformante es una acumulación de grasa y retención de líquidos que se deposita debajo la superficie de la piel. Esta alteración, que afecta mayoritariamente a las mujeres, se manifiesta en las zonas de los muslos, glúteos, brazos y caderas mostrando un aspecto agujereado o esponjoso en la superficie de la piel.

La aparición de la también llamada piel de naranja no está relacionada ni con el peso ni con el tamaño de la personas. La aparición de la celulitis es causada principalmente por los estrógenos [hormonas sexuales femeninas] pero también puede ser posible por el tipo de alimentación que se siga, el consumo de alcohol, tabaco, llevar ropa ajustada o tacones altos,  por deshidratación o sedentarismo.

En lo que refiere a la alimentación deberemos tomar alimentos que favorezcan la circulación celular y la eliminación de toxinas. Por ello, estos alimentos deben ser ricos en fibra, agua, antioxidantes como la vitamina A, C o E, y minerales como potasio y zinc.

 

Alimentos recomendados para combatir la celulitis:

 

Verduras y hortalizas: cebolla, acelgas, alcachofa, espárragos, espinacas, coles de Bruselas, berenjenas, tomate, rábanos, calabaza, zanahoria.

 

Huevos

 

Cereales integrales: salvado o copos de avena.

 

Productos lácteos desnatados

 

Frutas: piña, pera, frutos rojos, manzanas.

 

Pescados blancos y azules

 

Carnes magras como pollo, pavo o conejo.

 

Legumbres

 

Frutos secos: nueces, avellanas, almendras

 



Los alimentos ricos en fibra, como las verduras, legumbres o los cereales integrales, facilitan la eliminación de las toxinas y evita el estreñimiento por lo que mejora la circulación sanguínea.


Los antioxidantes combaten los radicales libres de nuestro organismo. La yema de huevo o algunas verduras como las espinacas, espárragos o col contienen la vitamina E con dicha función,  facilita la circulación de la sangre y es fundamental para el mantenimiento de la masa muscular.

La vitamina A, presente en el tomate, acelgas, espinacas, brécol, espárragos, alcachofas, zanahorias, piña o pescado, debido a sus propiedades antioxidantes ayuda a regenerar los tejidos de la piel y mantiene la elasticidad.

La vitamina C nos ayuda a formar el colágeno, una proteína fibrosa que se encuentra en el tejido conjuntivo del  músculo, en los huesos y la piel, y es primordial también para dar elasticidad a la piel. Entre los alimentos ricos en vitaminas C hay el brécol, coles de bruselas, guisantes, tomates, fresas, piña

img articulo

Beber agua o consumir el agua que contienen las verduras y frutas nos ayudará a eliminar las toxinas y líquidos de nuestro organismo.

 

El potasio es un mineral que mantiene el equilibrio de los líquidos en el cuerpo. Entre los alimentos ricos en potasio nos encontramos el calabacín, calabaza, legumbres como las lentejas, frutos secos y rábanos. El zinc tiene una gran función antioxidante, controla las hormonas, y lo encontramos en las carnes de aves, guisantes verdes, avena y frutos secos como las almendras.

 

También es importante ingerir proteínas a través de las carnes magras, pescados, legumbres, productos lácteos desnatados y huevos.

 

Hábitos saludables

Además de la alimentación, hay otras pautas que se deberían seguir para evitar o prevenir la piel de naranja:

  • Beber un litro y medio de agua al día para mantenerse hidratado y ayuda a combatir la retención de líquidos y facilita la eliminación de toxinas.
  • Elegir un calzado cómodo con poco tacón y llevar ropa que no sea ajustada ya que provoca retención de líquidos al no circular la sangre correctamente.
  • Practicar ejercicio regularmente para ayudar a tener los músculos tonificados.
  • Eliminar o moderar el consumo de tabaco y alcohol.

 

Alimentos que se deben evitar

Además de todas las pautas a seguir para combatir esta alteración de la piel, también debemos considerar qué alimentos debemos evitar. A continuación mostramos un listado:

  • Azúcar

  • Bebidas gaseosas o alcohólicas

  • Bollería industrial

  • Quesos muy curados

  • Café

  • Grasas saturadas

 

Comparte este artículo en...