Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

7 trucos de belleza caseros para situaciones de emergencia

7 trucos de belleza caseros para situaciones de emergencia

Tienes prisa y no tienes mucho tiempo de arreglarte y ponerte guapa. A veces, y con las prisas, nos suceden toda una serie de contratiempos que complican aún más nuestra situación. Ahora no debes preocuparte, te damos 7 trucos de belleza caseros para situaciones de emergencia. Nuestros remedios te pueden sacar de más de algún apuro.

 

¿Te has quedado sin eyeliner?

Ningún problema. Si no tienes tiempo para comprarte uno, usa un lápiz de ojos del color deseado. Solo tienes que acercar la mina a la llama de un mechero durante unos segundos para que no sea tan gruesa ni tan dura. Espera a que se enfríe y verás como se desliza mucho más a lo largo de tu ojo. Dibuja el trazo de forma habitual.

 

Flequillo graso

Te has dado cuenta que se te han engrasado demasiado las raíces del pelo y no tienes tiempo de lavartelo. Puedes solucionar este molesto efecto antiestético con una solución exprés: usa una toallita desinfectante de manos y frótala suavemente por la zona del cuero cabelludo y parte del pelo. El alcohol de la toallita absorberá gran cantidad de la grasa y se verá un pelo más suelto y no tan aplastado.

 

Sin tiempo para dejar actuar la mascarilla capilar

El tiempo es la clave para dejar actuar la mascarilla de tu pelo. Pero a veces no disponemos de tiempo suficiente y decidimos aclarar el pelo rápidamente. ¿Cómo podemos conseguir un resultado óptimo sin dejarla actuar tanto rato? Simplemente debes envolverte el pelo con una toalla caliente una vez te hayas aplicado la mascarilla. El calor de la toalla hará que penetre mucho mejor y conseguirás un resultado perfecto en solo 10 minutos.

 

No tienes colorete

Si quieres dar un toque de color en tus mejillas pero no tienes colorete no corras a la perfumería. Puedes usar una barra de labios trazando una línea en las mejillas y difuminando hacia los pómulos. El resultado será un toque de color similar al del colorete pero con una textura más cremosa.

 

img articulo

Te has pasado de colorete…

Si te has pasado al aplicarte el colorete y no quieres que se te vea el ‘efecto Heidi’ puedes hacer lo siguiente: aplícate polvos sobre las mejillas y el resto de la cara donde te lo hayas aplicado y ya verás como suavizarás el tono.

 

Manchas de rímel en el párpado

Te acabas de aplicar el rímel y, al pestañear, te han quedado las molestas manchas del producto sobre el párpado. No es necesario que vuelvas a maquillarte los ojos. Solo hay que dejar secar el rímel y después retirarlo con la ayuda de un bastoncillo.

 

Brillo en la cara

Las pieles grasas o mixtas tienden a liberar más sebo y, como consecuencia, aparecen los brillos. Si notas que tienes muchos brillos hay una solución de emergencia. Utiliza una capa de una papel muy fino del tipo ‘tissue’. Pasa suavemente el papel fino sobre la cara, y los brillos de tu cara habrán disminuido. Aquí te anotamos los consejos adecuados para cuidar este tipo de pieles.

 

Comparte este artículo en...