Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

10 soluciones para controlar el pelo graso

10 soluciones para controlar el pelo graso

El cabello graso es un problema para muchas personas, pues da la sensación de sucio, descuidado y se apelmaza con frecuencia. El pelo graso se produce porque las glándulas sebáceas producen una excesiva cantidad de grasa capilar o seborrea.

 

Al contrario de lo que se pueda pensar, la grasa capilar es beneficiosa para mantener una cabellera cuidada. Protege, cuida y evita que se el pelo se reseque. No obstante, una excesiva secreción puede ahogarlo y obstaculizar el crecimiento normal del cabello. Según el Instituto Médico Dermatológico, el pelo puede caerse en momentos puntuales pero no suele provocar alopecia. También puede aparecer caspa.

 

Las causas de esta alteración de la glándula sebácea pueden ser varias: por herencia, malos hábitos alimenticios, algunos medicamentos, estrés, uso de productos inadecuados, cambios hormonales o las condiciones climáticas.

 

La mayoría de veces, cuando intentamos tratar el pelo graso no sabemos cómo actuar. Las siguientes recomendaciones te ayudarán a regular la secreción de grasa de las glándulas sebáceas.

 

Consejos para tratar el pelo graso

 

  • Lavar el pelo cuando sea necesario (si observas que hay grasa y tienes descamaciones o caspa).  Hay la creencia errónea que lavarlo mucho estimula más la producción sebácea. Es mejor lavarlo si es necesario con los productos adecuados (champús traslúcidos, antigrasa y anticaspa) y realizando un suave masaje circular para eliminar bien la grasa capilar. El agua tiene que ser tibia ya que caliente ayuda a que las glándulas segreguen más grasa. Es recomendable lavarlo por la mañana, pues las glándulas sebáceas están más activas por la noche.

No obstante, si te lavas el pelo a diario usa champús más suaves y neutros para evitar irritaciones o descamaciones.

  • Aplicar una vez por semana una mascarilla de arcilla ya que este componente absorbe la grasa.

  • Evita llevarte las manos al pelo y elige peinados cómodos que lo eviten.

  • No es recomendable abusar de los secadores pues el pelo graso está especialmente sensible.

  • Un truco a la hora de secarse el pelo es hacerlo con la cabeza hacia abajo. De esta manera el pelo tarda más en ensuciarse ya que la raíz se levanta y se separa más del cuero cabelludo.

  • En el caso de tener el pelo muy graso acudir a un dermatólogo para que te recete productos para tratar la grasa.  

  • Evitar los productos con aceites o siliconas ya que pueden apelmazar todavía más el cabello y producirían más grasa. A diferencia del cabello seco, el cabello graso requiere de otros cuidados totalmente diferentes.

  • Tampoco se aconseja abusar de las lacas, gominas y espumas ya que el pelo se ensucia mucho más.

  • No pasarse el cepillo sino un peine. Con el cepillado, la grasa capilar se reparte por todo el cabello, desde la raíces hasta las puntas.

  • Mantener una alimentación equilibrada y evitar los grasas saturadas y azúcares.

 

Truco express

¿Y si nos despertamos con el pelo sucio otra vez? En el caso que nos despertemos con el pelo lacio y apelmazado puedes hacerte un recogido con una raya bien marcada por el lateral. Otra opción para conseguir volumen y absorber la grasa es usar un champú seco. Aplícalo en la raíz y déjalo actuar durante unos diez minutos. Finalmente eliminar el exceso del producto pasando un cepillo.

 

Comparte este artículo en...