Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Qué es la tosferina y cómo se puede evitar

Qué es la tosferina y cómo se puede evitar
Una enfermedad infecciosa que afecta a cualquier edad, pero es especialmente grave en los bebés menores de 3 meses

Las muertes de tres bebés en nuestro país por tosferina ha creado una alarma sobre dicha enfermedad. La tosferina afecta a personas de todas las edades, aunque son los bebés menores de tres meses el grupo de mayor riesgo. Los pediatras aseguran que no hay que alarmarse y defienden la implantación de las vacunaciones de tosferina, en especial a las mujeres embarazadas.

 

¿Que es la tosferina?

La tosferina es una infección de la vías respiratorias altas causada por las  bacterias Bordetella pertussis. Esta dolencia empieza como si fuera un simple resfriado, pero luego desencadena en tos incontrolable durante muchos días, a veces incluso puede dificultar la respiración. Se diferencia del resfriado común por los ataques de tos que duran varias semanas seguidas.

Hablamos de una enfermedad contagiosa, pues se propaga fácilmente por el aire, cuando una persona infectada tose o estornuda; o por contacto con objetos contaminados.

 

img articulo

¿Por qué afecta gravemente a los bebés?

La tosferina afecta a cualquier edad, pero es especialmente grave en los bebés menores de 3 meses. Cuando los pequeños contraen esta enfermedad infecciosa presentan síntomas como  ataques de tos que les impiden respirar y seguidos de un fuerte silbido (“gallo”), congestión de la cara y enrojecimiento o vómitos.

La tosferina suele durar varios meses o puede provocar la muerte del bebé ya que pueden aparecer complicaciones como convulsiones, neumonía, encefalopatía y crisis de apnea. En la mayoría de los casos los pequeños tienen que ingresar en el hospital.

 

Cómo evitarlo

Muchos bebés que contraen esta enfermedad se contagian de sus padres, hermanos mayores u otras personas que los cuidan. Los adolescentes y los adultos son una fuente de infección para los bebés debido a su débil sistema inmunológico, por este motivo, deben vacunarse todas las personas que estén en contacto con el pequeño. Actualmente la vacunación es la medida preventiva más eficaz para prevenir la tosferina. Es importante este punto ya que algunas personas tienen esta enfermedad y no lo saben.

En el caso que el bebé aún no haya nacido hay que vacunarse, al menos, 2 semanas antes de su nacimiento.

 

img articulo

Vacunación de las mujeres embarazadas y de los niños

La vacunación al final del embarazo es otra medida para prevenir la tosferina durante los primeros meses de vida del bebé, antes que alcance la edad de vacunación. La mujer gestante pasa los anticuerpos de su sangre al bebé a través de la placenta, es por este motivo que los especialistas recalcan la importancia de la vacunación en las mujeres gestantes.

La Asociación Española de Pediatría también aconseja la vacunación de todos los niños contra la tosferina y aconseja seguir los calendarios de vacunación de cada comunidad autónoma. Actualmente se administra en el primer año a los 2, 4, 6 meses de edad, y otras dosis de refuerzo en el segundo. También se administra a los 4-6 años. En algunas comunidades se incluye en la vacuna de refuerzo de los adolescentes, junto con el componente de tétanos y de difteria (Tdpa).

 

Aunque hasta el momento ha sido una vacuna difícil de encontrar por problemas de suministro, el Ministerio de Sanidad ha comprado 60.000 dosis de la vacuna de tosferina. Es importante consultar con el médico o el pediatra para cualquier sospecha de tosferina.

Comparte este artículo en...