Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

¿Por qué llora mi bebé? Claves para interpretar el llanto

¿Por qué llora mi bebé? Claves para interpretar el llanto
Un bebé puede llegar a llorar de 1 a 3 horas diarias durante los primeros meses

El llanto de un bebé representa el lenguaje con el que expresa sus necesidades o sentimientos. Pueden llegar a llorar de 1 a 3 horas diarias durante los primeros meses, pero este tiempo va disminuyendo a medida que crecen.

Cuando un bebé llora es algo normal ya que está reclamando algo o tiene alguna necesidad: frío, calor, hambre, incomodidad, ruido, enfermedad entre otras causas.  En el momento que el bebé muestre síntomas de fiebre, vómitos, o tras atender a todas las necesidades y todavía llorase, hay que llevarlo al pediatra.

Muchas veces el llanto de un niño puede ser una preocupación o frustración para los padres cuando no identifican la causa del lloro del pequeño.  Es por ello, que es muy importante que aprendas a interpretar el lloro del niño para conocer cuál es su necesidad en cada situación.

 

Las causas del llanto

 

Hambre

Es una de las causas más comunes y fáciles de interpretar. Es un llanto débil que poco a poco se hace más intenso. El llanto causado por hambre puede transformarse en enfado si no se le atiende a tiempo. Es importante respetar los horarios en su alimentación ya que muchas veces el bebé se siente incómodo y puede rechazar el alimento.

 

Sueño

El llanto es suave y rítmico. Cuando el niño tiene sueño, no puede dormir y está inquieto o entra en un estado nervioso hasta convertirse en llanto y mal humor.

Pañal húmedo y sucio

El bebé está inquieto cuando el bebé tiene el pañal sucio. Su llanto puede ser continuo si no se le cambia el pañal.

 

img articulo

Aburrimiento

Cuando el bebé no se siente atendido puede usar el lloro para llamar la atención. El llanto es monótono y puede convertirse en gritos si no lo cogemos en brazos o lo distraemos con caricias o juegos.

Enfado

Es un llanto débil muy parecido al llanto habitual, y a veces se le enrojece la cara. El niño se enfada cuando no se le coge cuando quiere.

Dolor

Su llanto es intermitente, se inicia de repente con un gemido fuerte. En ocasiones, el pequeño nos puede dar algunas pistas si se lleva la mano en la zona donde tiene el dolor. Debemos darle las atenciones necesarias, acariciándolo y calmándolo con nuestra voz.

 

Tensión

El bebé acumula tensiones y se desahoga con el llanto, que se caracteriza por ser fuerte y prolongado.

 

Cólico

Los cólicos del lactante suelen aparecer entre los 2 y los 4 meses de vida del bebé. El llanto suele aparecer de manera repentina y es intenso, y puede a llegar de dos a tres horas en un día. Además, el niño mueve las piernas de manera brusca, se le enrojece la cara y cierra los puños. Para calmarlo sigue los consejos en este artículo.

 

Comparte este artículo en...