Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Consejos de alimentación para el primer año del bebé

Consejos de alimentación para el primer año del bebé
Durante esta fase es necesario introducir poco a poco los nuevos alimentos para controlar que el lactante los tolera correctamente

A partir de los 6 meses, el  bebé está en un periodo importante puesto experimenta nuevas necesidades nutricionales y nuevos cambios en su organismo, desaparece el reflejo de extrusión (sacar la lengua para expulsar un alimento semisólido) y empieza a coger alimentos para llevárselos a la boca. Es por ello que te detallamos algunos consejos a modo de orientación para alimentar a tu bebé en esta etapa tan importante, la alimentación complementaria.

 

  • Un niño necesita probar 10 veces un alimento antes de aceptarlo. Es por ello que si lo rechaza dáselo otra vez.

  • Los alimentos de esta etapa de transición complementan a la leche materna o leche de fórmula. El bebé deberá seguir tomando leche hasta los 12 meses junto con los nuevos alimentos introducidos. En el caso de querer alargar el tiempo de lactancia consultar con el pediatra.

  • Cuando le des los cereales no los pongas en el biberón ya que podría haber riesgo de asfixia. Además con el biberón puede comer más cantidad lo que comportaría que aumentara de peso.

  • Ofrecele una dieta variada y saludable.

  • El ritmo de adaptación de la alimentación complementaria y las necesidades de cada niño son diferentes. Es por ello que es normal que algunos niños tengan interés para comer nuevos alimentos antes de los 6 meses y otros tarden más tiempo.

  • Los niños aprenden mejor a comer de una cuchara sentados.

  • Alrededor de los 10 meses un niño ya coge comida para llevársela en la boca.  En este momento el niño ablanda la comida con la saliva y lo aplasta con las encías. Aunque se ensucie no pasa nada, lo importante es que vaya desarrollando sus habilidades. Para evitar que se ahoge asegurate que todo lo que le des es blando y cortado en pequeños trozos.

  • Empieza a poco  poco para comprobar que tu bebé tolera bien los alimentos. Se aconseja dos o tres alimentos nuevos por semana y aumenta progresivamente la variedad de los alimentos.

  • Darle de comer sólidos es una fase gradual. Para comenzar a alimentar al bebé con estos alimentos empieza con media cuchara o menos ya que así se irá acostumbrando. Una manera de facilitar al bebé que coma semisólido es darle un poco de leche materna o de fórmula, una cucharada muy pequeña de comida y todo seguido más leche materna o de fórmula. Ve aumentando la dosis con una cucharadita o dos para que el bebé vaya aprendiendo a tragar los sólidos.

  • Es fundamental que el bebé se vaya incorporando a la mesa familiar consumiendo la misma comida que los adultos para que adquiera hábitos saludables.Numerosas investigaciones aseguran que comer en familia tiene efectos positivos en el desarrollo de los menores.

  • De la misma manera que debes atender las señales de hambre del bebé, también es importante que respetes sus señales de saciedad. Si el bebé gira la cabeza o cierra la boca, el niño está lleno y no quiere comer más.

  • La cantidad que le vayas  a dar dependerá de lo que quiera ingerir el niño. Ten en cuenta que al inicio comerá poca cantidad pero cuando se adapte a esta alimentación complementaria aumentará su ingesta.

  • Siempre consultar al pediatra para cualquier duda que tengas acerca de la nutrición de tu hijo.

  • No darle alimentos que puedan causarle alergia hasta los 12 meses. Estos alimentos pueden ser los huevos, melocotón, kiwi, fresón, fresas,  leche de vaca  y derivados.

  • No añadir azúcar  ni sal a los alimentos de tu bebé. Tampoco otros dulces como miel o leche condensada.

Comparte este artículo en...