Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Cómo prevenir la dermatitis del pañal

Cómo prevenir la dermatitis del pañal
Se recomienda cambiar el pañal con frecuencia para que la piel permanezca durante menos tiempo en contacto con la humedad

La dermatitis del pañal es una reacción inflamatoria en la zona de la piel cubierta por los pañales. Esta irritación está causada por el contacto con las heces y la orina, el roce del pañal con la piel o por la reacción a determinados productos o componentes del mismo pañal.

Hay que evitar que el bebé lleve demasiado tiempo el pañal mojado o sucio ya que normalmente es la causa más común de esta dermatitis. La orina en el pañal se descompone y forman unos químicos que pueden incrementar la irritación de la piel.

 

Cómo se manifiesta

La dermatitis del pañal se puede conocer por el enrojecimiento más o menos intenso, o por pequeñas protuberancias en las zonas del pañal mojado, en las nalgas, en los pliegues de los muslos, los genitales y en la parte baja del abdomen.

Cuando aparece la dermatitis de pañal

Según la Academia americana de Pediatría (AAP) esta irritación se desarrolla en la mayoría de bebés, pero ocurre con menos frecuencia en bebés que son amamantados. Así, la dermatitis del pañal es más habitual entre:

 

  • Bebés de 8 a 10 meses de edad.

  • Bebés que siempre llevan el pañal mojado o sucio.

  • Bebés que tienen diarrea.

  • Bebés que empiezan a comer sólidos. Los nuevos alimentos que causan un cambio en el proceso digestivo puede ser un factor.

  • Bebés que toman antibióticos. Los antibióticos pueden provocar el desarrollo de una infección por el hongo Cándida albicans.

 

Tratamiento

 

Si se cuida bien la piel del bebé, la dermatitis leve desaparece en una semana aproximadamente. Para prevenir y cuidar la piel de tu bebé, sigue estos consejos:

 

  • Cambiar con más frecuencia el pañal del bebé para que la  piel permanezca durante menos tiempo en contacto con la humedad.

  • Limpiar la zona del pañal con agua tibia y jabón neutro o ácido sin perfumes. Usar un paño suave.

  • No usar productos agresivos para limpiar.

  • Evitar las toallitas que contengan alcohol y perfume.

  • Secar bien la piel del bebé sin frotar muy fuerte. En el caso que fuera posible, dejar la zona del pañal al aire lo máximo posible.

  • En cada cambio de pañal usar una crema protectora que actúa como barrera contra la humedad. Esta crema o pomada debe contener óxido de zinc ya que es un compuesto que reduce la inflamación

  • Consultar al pediatra en el caso que la inflamación perdure o empeore, o cuando haya inflamación por el hongo.

Comparte este artículo en...