Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Cómo aliviar las molestias de los primeros dientes

Cómo aliviar las molestias de los primeros dientes
La dentición suele causar más irritabilidad y un babeo excesivo de los bebés

La dentición del bebé comienza entre los 6 y los 12 meses de edad, aunque existe una gran variabilidad en el tiempo que empiezan a salir los dientes, pueden aparecer más tarde o incluso antes. Generalmente primero suelen salir los dientes frontales, los incisivos inferiores  y, más tarde, los incisivos superiores.  

 

Síntomas

 

La aparición de los primeros dientes suele ser una molestia para algunos bebés. Los síntomas más comunes se detectan porque los pequeños están más irritables, llorones, presentan un babeo excesivo, y tienen la necesidad de morder mucho cuando tienen la encía hinchada y más sensible.

 

Cómo aliviar al bebé

 

Según la Asociación Española de Pediatría hay que ser muy cauto a la hora decidir las medidas que aplicamos ante las molestias del pequeño. La dentición es un hecho normal, por eso se aconseja no tratar en exceso este problema, señala la asociación.

Si tu bebé tuviera fiebre debes acudir al pediatra ya que no suele ser un síntoma relacionado con la aparición de los primeros dientes. Tal y como señala la Asociación Española de Pediatría la aparición de los primeros dientes no se debe tratar pero sí aliviar los síntomas que padece el bebé:

 

  • Frotar suavemente la encía con el dedo limpio o una cucharilla fría.

  • Se le pueden dar mordedores o chupetes enfriados de la nevera. El bebé siente la necesidad de morder. Le puedes dar algo para morder siempre y cuando sea un objetos seguros y que no se fragmenten. Se evitará un posible atragantamiento.

  • No frotar analgésicos en las encías ya que se eliminan rápidamente de la boca, además la aplicación excesiva de algunos medicamentos pueden ser perjudiciales.

  • En el mercado hay geles y líquidos con benzocaína para calmar las molestias del bebé. No obstante, estos productos están desaconsejados ya que según la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) resultan peligrosos para la salud de los niños menores de 2 años. Según la agencia americana, el  uso de geles o líquidos con benzocaína para la boca puede originar una grave enfermedad de la sangre llamada metahemoglobinemia. Esta grave alteración se caracteriza por la poca capacidad de la sangre de transportar oxígeno.

 

Comparte este artículo en...