Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para poder darte el mejor servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las 'cookies'.

Adolescentes: ¿Es bueno que piquen entre horas?

Adolescentes: ¿Es bueno que piquen entre horas?

La etapa de adolescencia de un niño es una fase en la que hay que cuidar muy bien tanto la alimentación como los hábitos que sigue ya que el niño suele tener más hambre. Pues durante esta etapa el menor se está desarrollando y se origina el llamado ‘estirón puberal’, un momento donde se produce un aumento del ritmo de crecimiento. Es así que unos buenos hábitos son la clave para su bienestar actual pero también para garantizar un buen estado de salud durante la etapa adulta.

 

¿Cómo debe ser la alimentación del adolescente?

Los especialistas recomiendan que durante la adolescencia es también muy importante controlar su alimentación para evitar excesos o dietas perjudiciales para su salud. Además el menor deberá mantener una alimentación con la suficiente aportación de calorías, proteínas de alta calidad y calcio.

 

Calorías

Según la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, las necesidades nutricionales de un niño cambian a partir de los 11 años de edad, y varían según el sexo. Así, se aconseja un aporte total de 2.200 Kcal. diarios en las niñas y un total de 2.750 Kcal. en los niños.

 

Distribución de las calorías diarias

La misma asociación nos recomienda que este aporte calórico debe ser distribuido de la siguiente manera:

  • Proteínas de alto valor biológico (origen animal): entre un 10-15%

  • Grasa total (máx. 10% de grasa saturada): 30%

  • Hidratos de carbono (cereales, fruta, vegetales): entre un 55-60%

Además es también necesario que el adolescente siga una dieta rica en vitamina E, calcio, magnesio, potasio y fibra, minerales que son habitualmente muy poco consumidos por los adolescentes.

¿Cuántas comidas debe hacer mi hijo adolescente?

Lo recomendable es hacer unas 4 o 5 comidas repartidas a lo largo del día. El desayuno, una de las comidas más importantes, debe tener el 25% de las necesidades nutricionales que requiere el menor. La comida debe aportar entre el 35 y el 40% y la cena no deberá ser muy abundante.

 

img articulo

Picoteo

Hay que controlar que la merienda no sea muy abundante ni comer productos con un gran aporte calórico. De esta manera evitamos que coja sobrepeso. Dependiendo del adolescente, su gasto calórico y la edad en la que se produce el estirón, el menor tendrá más o menos necesidades nutricionales. Al tener más hambre hay deberemos controlar si lo que come es adecuado, pues sus amistades o la publicidad influyen mucho en su dieta. Por lo tanto, lo más importante es que no coma una gran cantidad de grasas saturadas, hidratos de carbono simples y productos con un alto contenido en sal.

Algunos de los productos que consumen más son los snacks, comida rápida, bebidas azucaradas, comidas con un alto contenido en grasa saturada y azúcares. De la misma manera, también podemos encontrarnos con adolescentes que siguen dietas perjudiciales para su salud ya que están más preocupados por su imagen corporal.

 

Para evitar el picoteo de alimentos poco saludables es recomendable inculcar al niño la importancia de tener una buena alimentación. Puedes tener aperitivos o productos nutritivos en casa para cuando tengan hambre o deseen merendar.

 

¿Cuál es la dieta recomendada para los adolescentes?

Los adolescentes deben ingerir una dieta que tenga como base el arroz, la pasta, cereales integrales, fruta, verdura y patatas. También es importante que consuman carne magra, pescado y huevos (3 o 4 raciones de cada grupo). Además deberemos estimularlos a que coman mucha fruta.

Actividad física

Por último también es importante inculcar al adolescente la importancia del deporte, pues evita en el futuro la aparición de algunas enfermedades y resulta el complemento ideal para la dieta saludable del menor.

 

Comparte este artículo en...